General Martín Cabrero: «Estamos dispuestos a dar la vida por la patria si preciso fuere»

El general Martín Bernardi durante la revista./
El general Martín Bernardi durante la revista.

La Brileg conmemoró el 57 aniversario del combate de Edchera, unos actos presididos por el general jefe de Fuerzas Ligeras, Martín Bernardi

JOAQUÍN TAPIA

La conmemoración del combate de Edchera ha tenido en esta ocasión un marcado carácter expedicionario, centrando atención en el contingente español de 300 militares que próximamente saldrán de misión a Irak, entre los que se encuentran efectivos de la Brigada de la Legión 'Rey Alfonso XIII'.

Así se puso de relieve durante la parada militar que presidida por el general de división Miguel Martín Bernardi, jefe del Mando de las Fuerzas Ligeras, tuvo lugar al mediodía de este sábado en la Base 'Álvarez de Sotomayor' de Viator, sede de la Brileg.

Justo con la puntualidad de los grandes acontecimientos el general Bernardi llegaba al patio de armas de la base, recibiendo los honores y revistando la fuerza que los rendían al mando del coronel Antonio Esteban, jefe del tercio 'D. Juan de Austria' 3º de la Legión.

El recinto, engalanado con banderas de los colores nacionales, registró numerosa asistencia en una soleada mañana propia del enero almeriense.

Parada militar

El general Martín Bernardi estuvo acompañado en la tribuna presidencial por el jefe de la Brigada de la Legión, general Juan Jesús Martín Cabrero y cinco generales más, Gómez-Hortiguela, Prieto, Gomáriz, Arribas y Alfonso, los coroneles Soriano, Muñoz y Aneiro, el capitán de navío Romero y el coronel de la Guardia Civil Jiménez, entre otras representaciones.

Por las autoridades provinciales lo hicieron la alcaldesa de Viator, María del Mar López, el alcalde de Almería y senador, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, el subdelegado del Gobierno, Andrés García, la presidenta de la Audiencia Provincial, María Lourdes Molina, el magistrado Tribunal Supremo, Benito Gálvez, el fiscal, Fernando Brea y el comisario jefe de Policía, Custodio Hidalgo.

Recibió el nombramiento de 'Legionario de Honor' Miguel Cabrera González, título que se concede a quienes han demostrado un excepcional amor a la Legión y un templado espíritu legionario, avalado por su honor, valor, cortesía, amor a España y lealtad al Rey.

El general Martín Bernardi impuso al general Martín Cabrero la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. También fueron impuestas otras condecoraciones a personal militar.

Salida a Irak

«En primer lugar, quiero dar las gracias al general Martín Bernardi que, en su condición de veterano legionario y antiguo componente de esta unidad, ha querido hacer coincidir su primera visita oficial a la sede de la Brigada como jefe más inmediato de ella, con la presidencia de este acto, con el que iniciamos el año del vigésimo cumpleaños de creación de la Brigada de la Legión y su ubicación en Viator y Ronda», indicó en el inicio de su alocución el general Martín Cabrero, Jefe de la Brigada de la Legión 'Rey Alfonso XIII'. Dio la bienvenida a los numerosos antiguos legionarios y miembros de las hermandades provinciales llegados desde distintos puntos de España. «Espero que lo disfrutéis y que os sintáis en vuestra casa, ya que todos los legionarios en activo os acogemos como hermanos en esta casa legionaria, que es la vuestra».

Un día para la convivencia

La jornada de este sábado, además de rememorar el combate de Edchera tuvo por finalidad homenajear a todos los que sirvieron en las filas de la Legión, motivo por el que los actos volvieron a reunir a antiguos legionarios, procedentes de distintos puntos de España y en especial los pertenecientes a la Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios de Almería con su presidente al frente, teniente coronel Manuel Montes. Los asistentes a los actos pudieron acceder a la base sobre las nueve y media de la mañana y seguir un variado programa de actividades. Celebración de la Eucaristía, visita al Museo de la Legión, exhibición de la Escuadra de Gastadores, de la Banda de Guerra, exposición de vehículos y material y una parada militar que configuró el acto central de la jornada. En definitiva un día para el recuerdo, convivencia, reconocimiento y de amor a España y a la Legión.

El general Martín Cabrero rememoró la gesta heroica de la batalla de Edchera. «Hoy recordamos estos hechos que hicieron que se concedieran las dos últimas Cruces Laureadas de San Fernando a dos de nuestros heroicos caballeros legionarios: el brigada Francisco Fadrique Castromonte y el caballero legionario Juan Maderal Oleaga. La Legión les dedica este acto también a ellos y a todos los componentes de la XIII Bandera independiente que participaron en dicha batalla y cumplieron con los espíritus del credo legionario hasta las últimas consecuencias».

Además, expresó su enhorabuena a Cabrera. «Me dirijo ahora más directamente a vosotros, damas y caballeros legionarios: quiero felicitar y dar la enhorabuena a los que habéis sido condecorados. No dudéis que ha sido por vuestro buen trabajo, pero no bajéis la guardia. Dentro de unos días vamos a despedir a un contingente de legionarios que serán desplegados en Irak como componentes de nueva misión de una coalición internacional. Os deseamos mucha suerte y que el Cristo de la Buena Muerte os acompañe y os proteja. Los que nos quedamos en la retaguardia estamos convencidos de que lo haréis sobradamente bien, porque vuestra preparación, como la del resto de la Brigada, quedó demostrada en el ejercicio de certificación como brigada de Alta Disponibilidad de hace unos meses. Vosotros habéis sido los elegidos en esta ocasión, pero mañana podemos ser cualquiera de nosotros, por lo que nuestra preparación, en este nuevo año que empieza, debe seguir siendo continua e ininterrumpida, como siempre, para alcanzar las más altas cotas de operatividad y estar en condiciones de cumplir cualquier misión que se nos encomiende», afirmó. «Fijaos en nuestros veteranos de las hermandades de antiguos caballeros legionarios. Ellos ya hicieron su trabajo antes que nosotros y, con su merecidamente ganado derecho a llevar el gorrillo y la camisa legionaria de por vida, nos acompañan siempre en nuestras formaciones y actos como parte integrante de nuestra unidad, dándonos su permanente apoyo moral. Prestadles la atención que se merecen y que os sirvan de ejemplo y guía en el amor a la Legión».

El general Martín Cabrero finalizó su intervención dirigiéndose al general Martín Bernardi en los términos siguientes: «Mi general, hoy como en Edchera en 1958 y como siempre, la Legión está preparada para ser empleada allá donde se le ordene y sus legionarios, cumpliendo con nuestro credo, estamos dispuestos a dar la vida por la patria si preciso fuere».

Honores a los caídos

«Fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso, como valientes lucharon y como héroes murieron», voz en 'off', en el siempre solemne y entrañable homenaje a los caídos. Bajo el canto e interpretación de 'El novio de la muerte' se dedicó un recuerdo a los «soldados de todos los tiempos, encuadrados en los Ejércitos de España, que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor».

Guiones y banderines de las unidades se trasladaron a paso lento hasta el Monumento a los Caídos donde un caballero legionario y una dama legionaria, vestidos con traje de época, ofrendaron una corona de laurel al Cristo de la Buena Muerte, sagrado protector de la Legión. «Ante el monumento legionario presidido por el Cristo de la Buena Muerte y desde las filas de esta gloriosa Legión, queremos recordar a todos los que murieron con nobleza y honor. Que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba en feliz recompensa por su entrega».

Brillante desfile

Tras la oración del capellán, toque de oración, salva de fusilería por una compañía del Tercio y la recitación de dos espíritus del credo legionario, tuvo lugar un brillante desfile donde las unidades de la Legión demostraron gran marcialidad y preparación. Participaron unidades de la Brileg con enseña nacional del tercio 'D. Juan de Austria' 3º (Cuartel General, Tercio 3º, Bandera del Cuartel General, Grupo de Artillería, Grupo Logístico y Bandera de Zapadores), la plana mayor de Mando, escuadra de Gastadores y 2 compañías de la X Bandera del 4º Tercio 'Alejandro Farnesio', la plana mayor de Mando, escuadra de Gastadores y 2 compañías del Grupo de Caballería 'Reyes Católicos', una sección del Grupo de Operaciones Especiales XIX 'Maderal Oleaga' y guiones de los tercios 1º, 2º y 4º, de las banderas I, IV, X y XIII, del Goe XIX y del grupo de Caballería. Además marcó el paso una representación de antiguos legionarios.