Rafael Escuredo dona los documentos personales como presidente de la Junta de Andalucía a la UAL

Se ha firmado el protocolo general de colaboración para la creación de un fondo de documentación digitalizado sobre la Transición española, con especial incidencia de esta etapa política en Andalucía

EUROPA PRESSALMERÍA

El rector de la Universidad de Almería (UAL), Pedro Molina, ha firmado este lunes el protocolo general de colaboración entre esta institución académica, el Ministerio de Cultura y la Consejería del ramo de la Junta de Andalucía, a través de la Cátedra Rafael Escuredo, para la creación de un fondo de documentación digitalizado sobre la Transición española, con especial incidencia de esta etapa política en Andalucía.

El objetivo de esta cátedra es elaborar proyectos de investigación, así como desarrollar actividades culturales y pedagógicas en el Centro Documental de la Memoria Histórica que tendrá su sede permanente en el campus almeriense de La Cañada y que acogerá, según ha anunciado el ex presidente andaluz Rafael Escuredo, sus documentos personales.

En el acto de firma del convenio, Molina ha agradecido la colaboración de ambas administraciones y ha destacado que Almería, con esta cátedra en honor a el ex presidente andaluz Rafael Escuredo, "simplemente ha pagado una deuda histórica de Andalucía con uno de sus hijos", quién lideró --ha añadido-- un proceso "fundamental" para la historia de Andalucía "aunando a todos los andaluces".

Por su parte, el presidente del Consejo Consultivo de Andalucía y director de la Cátedra Rafael Escuredo, Juan Cano Bueso, ha destacado tras la firma del convenio la necesidad de trabajar por la recuperación del patrimonio documental andaluz de esta época, "en riesgo", según ha advertido, "de perderse".

Como ejemplo ha explicado que hace un año, durante una exposición sobre las elecciones del 82, ya había algunas papeletas de grandes partidos de las que no existían originales: "nos dimos cuenta del riesgo de que documentos públicos muy importantes de nuestra historia podían perderse", ha trasladado.

El director general del Libro Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, quién ha firmado el protocolo en representación del Ministerio de Cultura, ha manifestado el compromiso de esta institución por llevar los contenidos de la memoria histórica allá donde sea posible. ""El archivo esta en Salamanca pero no es de Salamanca, sino de todos" ha señalado al tiempo que ha advertido de los peligros que, a su juicio, "están en el horizonte" para a continuación resaltar que "Franco fue un dictador" a pesar de los revisionistas.

Esta iniciativa para crear un fondo documental digitalizado "no es mirar hacia atrás, sino hacia el futuro", ha destacado por su parte el consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata, para quien "no es una cuestión de románticos sino que tiene un marcado enfoque práctico".

Por último, el ex presidente de la Junta de Andalucía Rafael Escuredo, ha recalcado que la memoria "no está a favor o en contra de alguien o algo", sino que es el testimonio de lo ocurrido, de la historia reciente de Andalucía y de España. Escuredo ha manifestado también que su deseo es que a la vuelta de unos años "decir la ciudad de la memoria sea decir la ciudad de Almería".

Para convertir la Universidad de Almería en este referente tanto para investigadores como para cualquier persona interesada por la historia de Andalucía en este periodo, "y devolver el regalo que me hizo esta Universidad", el ex presidente de la Junta ha anunciado que tiene el propósito de traer sus documentos personales a la Universidad de Almería. "Me los han pedido muchas veces pero no me apetecía, donde yo quiero ahora que estén mis papeles es en esta universidad".