Más de 800 personas acuden a la 'cacerolada' y abordan en asamblea actuaciones para próximos días

Invitan a grito de "no nos mires, únete" a los ciudadanos que transitan por la plaza Juan Cassinello, cuyo recorrido ya está ocupado por buena parte de los asistentes a la cita

EUROPA PRESSALMERÍA

Más de 800 personas han comenzado en la Plaza Juan Cassinello de la capital almeriense, rebautizada como 'Plaza de la Indignación', la cacerolada convocada el jueves en asamblea por los representantes del Movimiento de 15M de indignados contra la situación política, social y económica e invitan a grito de "no nos mires, únete" a los ciudadanos que transitan por el céntrico paseo de la capital, cuyo recorrido ya está ocupado por buena parte de los asistentes a la cita.

El núcleo central del campamento instalado desde la madrugada del martes en solidaridad con el espíritu de la Puerta del Sol de Madrid es un hervidero de gente que, de un lado a otro, se afana por añadir pancartas y lemas que resumen el sentir de la concentración mientras que no cesa el ruido metálico de todos tipo de objetos, entre los que predominan cazos, sartenes, cacerolas, tapaderas y espumaderas que se entremezcla con lemas que se unifican bajo el "pueblo unido jamás será vencido".

Los 'indignados de Almería', que están celebrando una nueva asamblea diaria a partir de las 20,00 horas a la que se suman nuevos manifestantes de forma incesante, han recorrido a lo largo de la jornada diversos puntos de la capital para deslocalizar sus campaña de información después de que una treintena de personas pernoctase en la acampada instalada en la plaza por un movimiento que ha ido creciendo exponencialmente en cuanto a seguimiento en la ciudad.

El subdelegado del Gobierno central en Almería, Andrés Heras, trasladó a mediodía que desde la administración "se está a la espera" de ver cómo se desarrollan los actos del Movimiento de 15M en las próximas 48 horas para definir una actuación "de acuerdo con las recomendaciones que haga la Junta Electoral, competente en estos periodos en materia de manifestación o concentración".

Heras ha asegurado en declaraciones a los periodistas que no se tiene "articulada ninguna medida" si bien ha subrayado que, en todo caso, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "actuarán para procurar tranquilidad de acuerdo a tres principios básico que han dado muy buen resultado siempre y que son los de congruencia, oportunidad y proporcionalidad".

El movimiento 15-M en Almería aprobó la pasada noche en asamblea convocar la cacerolada aunque han desestimado por el momento secundar la propuesta de manifestación para la jornada de reflexión que sí han ratificado los seguidores del espíritu de la Puerta del Sol en Madrid.

Los alrededor de 200 'indignados' que acudieron a la tercera de las asambleas que se celebran en la capital almeriense acordaron por aclamación al grito de ¡No nos vamos! mantener la concentración y campamento en la también conocida como plaza de la leche. Aún no se había pronunciado la Junta Electoral Central (JEC) aunque la Junta Electoral Provincial ya denegó el miércoles el permiso. Durante esta madrugada, una treintena de personas han pernoctado en el campamento instalado en la rebautizada 'Plaza de la Indignación'.

Además de plantear deslocalizar la campaña informativa del movimiento 15M, que hasta ahora ha tenido como focos la Plaza Juan Cassinello y la Universidad almeriense (UAL) y temas de meramente logísticos y de organización, también se analizaron los diferentes manifiestos que ha surgido estos días desde las diversas plataformas.

Tras un debate que se prolongó por 40 minutos, los asistentes a la asamblea decidieron suscribir tres de los puntos del manifiesto que firma 'Democracia Real Ya'. En concreto, secundaron por aclamación una reforma de la ley electoral, abogaron por una verdadera separación de poderes que incluye la "independencia total de la Justicia" y una reforma del Senado, y por último, respaldaron la propuesta de implantar listas abiertas para una "regeneración política".

Fotos

Vídeos