José Luis Aguilar afirma que "no esperaba otra resolución" del Tribunal de Cuentas sobre ACL

Según el fallo del Tribunal de Cuentas, la condena obliga al reintegro de la suma expresada a Aguilar y García, así como al pago de los intereses generados desde el año 2002, fecha en la que se hicieron efectivos tres talones por importes que oscilan desde los 3.500 a los 200 euros y que no fueron justificados al carecer de su correspondiente factura

EUROPA PRESSALMERÍA
José Luis Aguilar afirma que "no esperaba otra resolución" del Tribunal de Cuentas sobre ACL

El ex consejero delegado de ACL y actual parlamentario andaluz del PP José Luis Aguilar ha afirmado este sábado que la sentencia del Tribunal de Cuentas en la que se le condena, junto al actual interventor de la Diputación Provincial de Almería, José Luis García, a pagar 5.977 euros en concepto de devolución a la Agencia de Comunicación Local, ACL Radio, como "responsables contables y solidarios" de "perjuicio" en la gestión de la emisora que fue denunciada por la propia Diputación y el Ministerio Fiscal en 2002, responde a "sus pretensiones y que no esperaba otra resolución" y ha anunciado que desde el partido valoran recurrir dicha sentencia, si bien saben que "hay poco que hacer".

Durante una rueda de prensa, celebrada este sábado en Almería, Aguilar ha precisado que, aunque en apariencia la sentencia le perjudica, "nada más lejos de la realidad", pues como conocedor de la jurisdicción de cuentas sabe que cuando un alcance no se cubre "el dinero lo tienen que poner las personas responsables".

Según el fallo del Tribunal de Cuentas, la condena obliga al reintegro de la suma expresada a Aguilar y García, así como al pago de los intereses generados desde el año 2002, fecha en la que se hicieron efectivos tres talones por importes que oscilan desde los 3.500 a los 200 euros y que no fueron justificados al carecer de su correspondiente factura.

El texto, en el que se estima parcialmente la demanda, también condena al ex diputado provincial de Hacienda Ginés Martínez Balastegui como responsable subsidiario del alcance causado, a quien se le podría exigir que cumpliera con la pena interpuesta en el caso de que Aguilar y García no pudieran hacer frente a sus responsabilidades.

El Tribunal de Cuentas ya embargó de forma provisional a Aguilar una finca ofrecida por él mismo como garantía del presunto alcance de los tres cheques de la Agencia de Comunicación Local en diciembre de 2007 cuando aún se realizaba esta investigación. En la providencia se señalaba que la Unidad de Actuaciones Previas recibió un escrito del que fue secretario general del PP almeriense en el que ofrecía este inmueble de su propiedad como garantía. En este sentido, Aguilar ha asegurado que hará frente del 50 por ciento de la cuantía a pagar, "para tranquilidad del señor Balastegui".

Del mismo modo, ha expresado que la sentencia "responde a sus pretensiones" y afirmado que poco a poco se van consiguiendo "cosas". Asimismo, ha mostrado su alegría por el hecho de que el diputado 'popular' Manuel Alías finalmente quedara exento de responsabilidad ya que su firma no figuraba en los cheques.

Las actuaciones del Tribunal de Cuentas se iniciaron después de que el entonces presidente de la Diputación, José Añez (PAL), denunciara el 1 de diciembre de 2006 irregularidades en la gestión financiera de ACL, según un informe encargado por la institución provincial a un despacho de abogados de Granada sobre la gestión que el equipo de gobierno de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), actual alcalde de Almería, realizó en la emisora desde su creación y hasta que Añez tomó posesión de su cargo como presidente.

En marzo de 2007, José Añez señaló la existencia de cuatro cheques bancarios firmados en blanco por Aguilar y por el diputado 'popular' Manuel Alías -que había sido secretario del Consejo de Administración de la emisora-, aunque, tras la alegaciones formuladas por ambos y el consiguiente análisis de la documentación aportada, el tribunal consideró que Alías estaba exento de responsabilidad ya que su firma no figuraba en los cheques.

Aguilar ha recordado las amenazas del actual alcalde de El Ejido, Juan Enciso (PAL), y del entonces presidente de la Diputación Provincial José Añez (PAL) cuando llegó a la secretaria general del Partido Popular en la provincia. No obstante, ha indicado que "no se arrepiente de nada" y ha reconocido que "tiene una responsabilidad de no haber fiscalizado los documentos", pero se ha mostrado "contento", pues "van pagando todos los culpables".

En este sentido, ha afirmado que "unos amorales y sinvergüenzas no pueden derribar a una persona decente, trabajadora y apoyada por su familia, amigas y partido". "Jamás me he sentido tan atacado por el engaño y la trampa, por la mafia", ha confesado.

Aguilar ha comentado que "de las primeras facturas perdidas por valor de 46.352,44 euros, todo se quedó tras la aparición de varias de ellas en 6.177 euros y luego tras una factura encontrada de 200 euros en 5.977 euros". Por otro lado, Aguilar, que ha reconocido su parte de responsabilidad por haber firmado los cheques, ha indicado que "el señor interventor y el señor Balastegui firmaron con él los cheques".

Ha asegurado que "nadie se ha llevado dinero alguno, si bien la negligencia es de todos". Por otro lado, ha anunciado que si procede "demandarán a Balastegui por falsedad en documentos públicos", tras afirmar ante el tribunal que "la firma que aparece en los cheques no es suya". En este sentido, el parlamentario popular ha indicado que tiene "doce o catorce mil firmas de Balastegui".

Esta operación, según Aguilar, le cuesta a la Diputación "algunos millones de las antiguas pesetas, mientras las facturas hacen referencias a pérdidas que no llegan al millón".

Fotos

Vídeos