El Banco de España reabre sus puertas como sede de la Delegación de Hacienda

Tras el cierre del edificio, en 2005 fue adquirido por el Ministerio de Economía para su sede provincial La rehabilitación ha costado cuatro millones de euros

M.C. CALLEJÓN
FUNCIONALIDAD. Espacio de atención al público en la planta baja del inmueble. / J.J. MULLOR/
FUNCIONALIDAD. Espacio de atención al público en la planta baja del inmueble. / J.J. MULLOR

Casi cinco años después de su cierre al público, el Banco de España ha reabierto sus puertas a los almerienses y lo ha hecho, esta vez, como delegación del Ministerio de Economía y Hacienda, que lo adquirió en abril de 2005 después de que echara el cerrojo por última vez el 31 de diciembre de 2003.

La decisión de convertir este espacio situado en la céntrica plaza de Emilio Pérez en sede de uno de los departamentos del Gobierno de la Nación vino a poner fin a un tira y afloja protagonizado por las administraciones autonómica y local desde la marcha del Banco Central de Almería puesto que dichas instituciones pretendían, entre otros fines, destinarlo al área de Hacienda del Ayuntamiento de la capital, a sede del Centro Andaluz de la Fotografía o a museo de pintura.

Sin embargo, explicó ayer el delegado provincial del Ministerio de Economía y Hacienda, Felipe Peregrín, «una vez que el Banco de España decidió cerrar las sucursales, el ministerio decidió comprarlo». Cuatro millones de euros ha invertido, de hecho, este departamento en adecuar el interior del edificio, que tiene una protección de nivel 1 en el Plan General de Ordenación Urbana vigente. Por eso, informó la arquitecta Yolanda Ríos durante la visita de los medios de comunicación al inmueble, las obras de rehabilitación han consistido principalmente en adecuar los espacios interiores a las necesidades administrativas, convirtiéndolos en un lugar de oficinas «muy actual y funcional».

La actuación, remarcó la experta, se ha limitado «a la demolición del patio existente y de la terraza de la residencia del director del Banco de España, así como a un pequeño incremento de volumen en el tercer piso».

El resultado han sido tres plantas en superficie y una sótano que suman 2.400 metros cuadrados y acogen las dependencias de Intervención del Estado, Patrimonio del Estado, Clases pasivas del Estado, Tesoro y Depósitos, Coordinación con las Haciendas Territoriales y Loterías del Estado, que hasta ahora se encontraban en la sede que compartía con la de la Agencia Tributaria en el Paseo de Almería.

La planta baja, apuntó ayer el propio Peregrín, consta de una estancia amplia que ocupa esencialmente el espacio que tenía la sala de operaciones del Banco de España, y su vocación es de atención al ciudadano.

En la primera, abundó, se encuentra la Oficina del Catastro y cuenta con despachos individuales, entre ellos, el de la Secretaría General de la Delegación de Economía y Hacienda, así como el de Asuntos Generales y para técnicos del Catastro. La jefatura de las distintas áreas, así como los departamentos de Inspección, ocupan el segundo piso; y Tesoro, Depósitos, Patrimonio del Estado e Intervención, el tercero.

El inmueble cuenta, asimismo, con una planta sótano donde se encuentra un salón de actos y el 'corazón' del antiguo Banco de España: su cámara acorazada, unos 300 metros cuadrados revestidos de un muro hormigón de gran grosor y una puerta de alta seguridad.

No obstante, una de las claves de la rehabilitación del edificio ha sido la reestructuración del patio central, recubierto de grandes cristaleras, que ejerce como eje de las estancias diáfanas y le confieren la iluminación que precisan. Además, el atrio está cubierto de un toldo con dos sensores -uno lumínico y otro para el viento-, de forma que si los niveles de luz son aptos, se extiende y, si no, se retrae. De igual manera actúa cuando sopla el aire en la capital.

Un total de 96 personas prestan servicio a los ciudadanos desde el pasado lunes en el nuevo inmueble de la sede provincial del Ministerio de Economía y Hacienda, que ha sido rehabilitado por la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio.

Los servicios que ofrece la Delegación de Hacienda oscilan entre la información que demandan los pensionistas hasta la organización tributaria de los ayuntamientos de la provincia puesto que, incidió Peregrín, «toda esa información tiene que pasar por esta delegación» antes de llegar a otras administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos