La alteración del cauce del río Aguas motiva malos olores y mosquitos

Medio Ambiente habilita un cauce de emergencia de siete metros de ancho para evacuar aguas residuales en la zona

ROGER DÍAZ
OBRAS. Medio Ambiente ha actuado sobre el cauce del río Aguas en un tramo de dos kilómetros para retirar residuos y vertidos. /IDEAL/
OBRAS. Medio Ambiente ha actuado sobre el cauce del río Aguas en un tramo de dos kilómetros para retirar residuos y vertidos. /IDEAL

La presencia de malos olores y de mosquitos e insectos en el río Aguas, que atraviesa varios municipios del Levante almeriense y desemboca en Mojácar, está motivada por la alteración de su cauce, lo que dificulta el discurrir de las aguas residuales que se vierten al mismo. Así lo han constatado los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta después de haber finalizado los trabajos de mejora, adecuación y limpieza de un tramo de dos kilómetros que está próximo a las urbanizaciones de Mojácar.

Los técnicos de la Junta han invertido 90.000 euros en la realización de trabajos para mejorar las condiciones hídricas y ambientales del citado tramo, «situado aguas arriba del humedal existente», según han informado. Lo que se ha hecho para evitar que el agua se estanque es habilitar un cauce de emergencia de siete metros de ancho para posibilitar la evacuación de los caudales.

Alteración humana

Los operarios que han llevado a cabo esta actuación han comprobado que la actividad del hombre ha alterado la configuración del río, «modificando su funcionamiento hidráulico». Los técnicos de Medio Ambiente explican que ello ha provocado que el lecho del río «cuente con grandes depresiones y que se hayan acumulado residuos procedentes de vertidos y acarreos».

La situación descrita anteriormente ha motivado que se formen fosas en los márgenes del río por los que discurre el caudal y se ha producido una modificación de la pendiente y la capacidad del cauce para acoger las posibles aguas procedentes de fuertes lluvias.

Por esta razón, los técnicos de la Junta han realizado tareas preventivas de grandes avenidas y han tomado medidas para evitar la proliferación de mosquitos, que tanto perjudican a los hoteles y viviendas que están cerca.