Un ejemplo del modernismo

IDEAL

El edificio, conocido como Cortijo Fischer o del Gobernador era, en realidad, el Cortijo de Santa Cecilia, y constituye sin lugar a dudas el ejemplar más interesante del modernismo arquitectónico existente en la ciudad de Almería. Fue construido a finales del siglo XIX y principios del XX, en una finca de más de 13 hectáreas de extensión, por Hermann Federico Fischer Winslow, nombrado en 1872 cónsul en Málaga de Dinamarca, Rusia, Italia, Alemania y Francia, y asentado definitivamente en Almería como comerciante de uva y cónsul de Dinamarca.

La construcción tiene una superficie total de 1.223,49 metros cuadrados, de los que 812,09 metros son sobre rasante -distribuidos en planta baja, alta y cubierta-, y 411,40 metros son bajo rasante en un semisótano.

Fotos

Vídeos