CB Blanes BS Hoteles pincha en Palencia en el último período

Los almerienses hicieron un gran primer período pero cayeron al final Pearson y Jesús Castro estuvieron a la altura en el ataque de los visitantes

VÍCTOR J. HDEZ. BRU

No era caperucita. Lo había avisado Eugenio Llera, a pesar de que Alimentos de Palencia ocupa la tercera plaza por la cola de la clasificación, en la Liga LEB Plata.

Y ayer se demostró. Los palentinos habían dado muestras de su mejoría y de su peligro en las tres últimas jornadas, aunque no habían ganado. Y su éxito tuvo que llegar ayer, ante el equipo almeriense, que empezaba a consolidarse de nuevo como uno de los equipos más en forma y, sobre todo, candidato a ocupar esa plaza de ascenso directo que se otorga al final de la liga regular.

Los almerienses lo han dicho bien alto y para todo el que ha querido escuchar, sobre todo en la voz de su técnico, Eugenio Llera, que se ha 'hinchado' de advertir que todos los rivales se han reforzado y a estas alturas no hay ninguno sencillo. Pero ello, por si sólo, no evita que se puedan producir este tipo de sorpresas. Amargas sorpresas.

De cara

Y eso que el encuentro había comenzado de cara para el equipo de Eugenio Llera, que tuvo un primer período plácido en el que acabó venciendo por un amplio 13-21.

Sin embargo, ése fue el mejor momento de los almerienses, que ya no volvieron a dominar con comodidad el encuentro y tuvieron que vivir dos períodos posteriores de mucha igualdad, que se resolvieron, en sus tanteos parciales por tres y dos puntos a favor del equipo local.

Sin embargo, CB Blanes BS Hoteles Almería había llegado al final del partido, al último período, en disposición de rematar la faena y llevarse la victoria, aunque el partido estaba todavía muy abierto.

Fatídico final

Sin embargo, tal y como le había ocurrido una semana antes en la pista del colista, Imaje Sabadell, el conjunto almeriense se vino abajo, se desinfló y acabó encajando un parcial de 28-15 en ese período final.

La defensa de los de Llera no tuvo nada que ver con la del resto del partido y, de hecho, encajaron los mismos puntos en el cuarto período que en los dos primeros juntos.

Y sin defensa, cualquier equipo pero incluso más Blanes BS Hoteles, se convierte en un rival vulnerable por muchas diferencias teóricas que existan en la clasificación entre él y su rival.

Y si bien la semana anterior había conseguido contener la remontada del equipo catalán de Sabadell, ayer le fue imposible y terminó perdiendo con claridad ante un Alimentos de Palencia que lucha denodadamente por irse arriba.

Muestra de ello son los números de algunos de sus jugadores, sobre todo Sergio Alonso y Edward Santana, pero sobre todo el buen nivel de conjunto que exhibió el equipo, justo la clave del éxito de su rival, ayer derrotado. Un Blanes BS Hoteles en el que, ayer, sólo estuvieron a la altura Jesús Castro y Ray Pearson.