El Museo de la Ciudad de Almería aunará vanguardia con planteamientos clásicos

Tendrá 1.570,48 metros cuadrados en un espacio neutro .Dispone de una inversión de 2.518.162,80 euros

I-F. A
ÁMBITOS. Uno de los espacios sin ocupar y una vista del salón de actos que puede ya utilizarse para distintos actos. / M. MANZANO/
ÁMBITOS. Uno de los espacios sin ocupar y una vista del salón de actos que puede ya utilizarse para distintos actos. / M. MANZANO

La impresión, favorable para una mayoría de ciudadanos, de la imagen exterior del edificio levantado a espaldas de la Catedral en la Ronda Beato Diego de Ventaja se ha repetido en la primera visita que ayer se giró a su interior al haber sido recepcionado provisionalmente por el Ayuntamiento de Almería. La funcionalidad, la sencillez y la amplitud constituyen elementos claves para que triunfe el destino que se ha elegido definitivamente. Albergará el Museo de la Ciudad de Almería. Antes de fin de mes se iniciará el proceso jurídico administrativo para la musealización del espacio a través de un concurso público y abierto. Adelantado hace unas semanas, fue confirmado durante el recorrido por la concejala de Turismo, María Muñiz. Y se realizará con unas condiciones que permitan la participación de las mejores empresas especializadas existentes en estos momentos dentro de este sector.

«Como se trata de un edificio muy neutro y muy polivalente admite cualquier uso, siempre como museo, claro está», señaló el arquitecto, José María García Ramírez. En principio se proyectó como Museo de Arte Religioso. Señaló que delante de once metros de fachada de la Catedral no había otro remedio que trazar algo parecido, pero con un lenguaje actual de tal manera que sea percibida por cualquiera como una construcción nueva.

Iluminación

La armonía entre los elementos más vanguardistas tanto de construcción como de diseño y las líneas más clásicas encaja en el entorno en el que se levanta la edificación y al mismo tiempo constituye el ámbito más apropiado para el Museo de la Ciudad de Almería. Dispondrá de una superficie edificada de 1.570,48 metros cuadrados distribuida en tres plantas, una de ellas bajo rasante, que permitirá habilitar sala de exposiciones, sala de usos múltiples, salón de actos, recepción, almacén, salón regio - biblioteca, aseos, ascensor y espacios comunes.

Una de las características más llamativas de la edificación reside en el sistema elegido para la iluminación interior, que en algunas estancias tienen una altura de hasta siete y ocho metros. La luz exterior llega directamente a través de lucernarios. Es precisamente una de las sorpresas para el visitante porque contrasta con la visión 'cerrada' que ofrece la fachada, de piedra natural y acero para que, aunque tenga un cierto aire modernista, no desentone con el entorno propio de la Catedral.

Turismo

La ubicación privilegiada del edificio y las posibilidades que ofrece su interior se aprovecharán también para habilitar un Centro de Recepción Turística y que se convierta tanto en la puerta principal de entrada a Almería como en el escaparate que la ciudad necesita. Para ese Centro se han proyectado dos áreas. Una será de recepción, en la que se atenderá de forma personal y personalizada cualquier necesidad de información o gestión del visitante, desde la mera información turística hasta una tienda de artesanía local sin olvidar Internet. La otra zona se destinará a la interpretación del patrimonio y abarcará distintos ámbitos: prehistoria y edad antigua, la época musulmana, la Almería cristina y el apartado minero vivido por los almerienses.

Fotos

Vídeos