El LPV 2005 suma y sigue y vence la Copa de Navidad

La competición se desarrolló en la capital hispalense El club ejidense acudió a la cita con un total de 8 halteras

RAFAEL VILLEGAS
SEDE. El Ejido está convirtiéndose en uno de los epicentros de la halterofilia a nivel internacional. /IDEAL/
SEDE. El Ejido está convirtiéndose en uno de los epicentros de la halterofilia a nivel internacional. /IDEAL

Con la consecución del trofeo de Su Majestad el Rey de halterofilia en el Pabellón Municipal de Deportes de Santa María del Águila, el club LPV 2005 demostró que sí se puede ser profeta en su tierra. Los continuos éxitos cosechados en las diversas competiciones en las que participó durante el pasado año 2007 ya lo auguraban. Pero el club ejidense ha sumado otra victoria más a su laureado palmarés. Se trata de la Copa de Navidad, celebrada en la ciudad de Sevilla.

En total, fueron ocho los halteras del club ejidense que se desplazaron a la capital hispalense para disputar el torneo navideño. Mouna Skandi y Alejandro Navarro fueron, como ha confirmado el presidente del LPV 2005, Ciro Ibáñez, «los que más destacaron en esta ocasión».

La deportista del club Mouna Skandi demostró su buen estado de forma en Sevilla, resaltando dentro de su correspondiente categoría, la femenina de los 53 kilogramos de peso. Su compañero de equipo Alejandro Navarro hizo lo propio en la categoría de los 62 kilos.

El resto de miembros del LPV 2005 que se desplazaron a la capital andaluza para competir y representar a la halterofilia de la provincia almeriense fueron David Hernández, Manuel Sánchez, Francisco Peláez, Stefan Praga y Christian Sánchez.

Todos ellos colaboraron intensamente para volver a El Ejido con una copa más que se sumará a las decenas de medallas y trofeos que acumulan las vitrinas del club local de halterofilia.

David Hernández realizó una gran actuación en su correspondiente categoría, la de los 56 kilogramos de peso, al igual que Manuel Sánchez, en la categoría de 69 kilos; Francisco Peláez, en 85 kilogramos, y Stefan Praga, en 94 kilos. La plantilla de halteras que asistió a Sevilla se completa con Christian Sánchez, que es una de las novedades del club ejidense y participa, debido a su corta edad, en la categoría infantil.

Más interesados

Los éxitos que han cosechado en los últimos meses distintos clubes de deportes minoritarios de El Ejido, como el de atletismo Chino-Chano, el de mountain bike Peñas Negras, el Club de Tiempo Libre de remo o el LPV 2005 de halterofilia han hecho que en la ciudad del Poniente la gente se vaya interesando, cada vez más, por otros deportes que no sean sólo el baloncesto o el fútbol.

La consecución en casa, en el Pabellón Municipal de Santa María del Águila, de la Copa del Rey de halterofilia, ante un numeroso público local, sumado a las decenas de medallas y trofeos que han conseguido los halteras del LPV en el pasado año, ha animado a un buen número de personas a inscribirse y comenzar a practicar este deporte, así como ha aumentado el número de fieles aficionados.

Próximos retos del LPV

Tras un año pletórico de éxitos deportivos, el club de halterofilia ejidense LPV 2005 pondrá todas sus miras en el recién estrenado 2008 en la consecución del mayor número posible de pases para participar en los Juegos Olímpicos. Éstos se celebrarán a mediados de año en la capital de China, Pekín.

Los halteras no han parado de entrenar y prepararse y existen muchas posibilidades de que almenos uno de ellos pueda hacer realidad su sueño y consiga la clasificación para tan importante cita mundial.

Fotos

Vídeos