Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

almeria

Estás en: Ideal > Local > almeria
almería
Deretil pone en marcha un plan de choque para evitar el cierre de Villaricos en 2009
18.12.07 - 10:55 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La fábrica de DSM Deretil, ubicada en la pedanía de Villaricos –en Cuevas del Almanzora– atraviesa uno de los momentos más complicados de su historia. La que se ha considerado durante muchos años una de las industrias punteras de Almería, se encuentra en una situación económica límite que ha obligado a la dirección a plantear un plan de reestructuración, con una parte de deslocalización y otra de despidos consensuados, que pretende cambiar la dinámica y hacer rentable de nuevo la fábrica a principios del año 2009.
La claridad con la que DSM Deretil ha expuesto a sus trabajadores este plan de reestructuración que persigue frenar las pérdidas que viene padeciendo en los últimos cuatro años, no ha servido para calmar los ánimos del comité de empresa que rompió la semana pasada las negociaciones y ha convocado a todos los trabajadores a la huelga el próximo jueves.
«La huelga no viene en el mejor momento», reconoció el director de Recursos Humanos de DSM Deretil, Rafael García, que se mostró sorprendido por la reacción del comité de empresa y, en concreto, de UGT. La calificó de «desproporcionada, ya que según detalló, conocen el plan de reestructuración que ha trazado la empresa desde febrero de este año, cuando se produjo una reunión a la que asistieron el director general de DSM Deretil, José Cano, el propio Rafael García, el comité de empresa y los delegados sindicales.
Complicaciones
En este encuentro la empresa explicó que la situación que atravesaba era complicada. «Nosotros somos una empresa exportadora que compramos en euros y vendemos en dólares», detalló García. El diferencial que hay entre las dos monedas –en favor del euro– ha provocado cuatro años consecutivos de pérdidas en la fábrica de Villaricos, según explicó el responsable de Recursos Humanos.
Entre las medidas que recoge este plan, Rafael García detalló que está previsto cerrar dos plantas de la fábrica de Villaricos, en la que se desarrollan dos productos que sirven de base para los derivados farmacéuticos –la feniglicina amida y la parahidroxi–, como adelantó ayer IDEAL. La producción de estos compuestos se trasladará a China, donde DSM Deretil ha realizado una ‘joint venture’, una acuerdo temporal, con una empresa china, con el objetivo de reducir los costes.
Pero la primera medida que adoptó la empresa fue clausurar la parte de investigación en el mismo mes de febrero de este año, cuando dio a conocer el plan de reestructuración. Ahora se nutren de la fábrica que DSM tiene en Holanda para toda la parte de I+D, mientras que Villaricos se ha centrado en el desarrollo de los productos.
Al hilo de esto, la delegación de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta en Almería explicó que el pago de la subvención que concedió a DSM Deretil en diciembre de 2005 precisamente para ampliar la fábrica con la investigación en nuevos productos nunca llegó a hacerse efectivo, por el cierre del departamento.
Por otro lado, la empresa diseñó un plan de jubilaciones, que afectaba a todos los trabajadores mayores de 58 años –hay 19 en la fábrica– con el 100 por 100 de su salario, con el objetivo de no tener que recurrir a los despidos.
Por último, se acordaron algunas bajas –porque sobran del orden de 45 trabajadores– y los contratos nuevos se están haciendo temporales, para que la empresa no tenga que asumir más ‘cargas’ si no logra levantar cabeza.
Subcontratas
En cuanto a los trabajos que se están subcontratando, según denunciaron los sindicatos, el responsable de Recursos Humanos defendió que «la política de subcontratación se desarrolla en cualquier empresa nacional o internacional». Además, no se subcontrata ningún trabajo que se encuadre dentro de la parte de producción, sino algunas labores de mantenimiento y logística.
En definitiva, Rafael García confió en que de aquí a finales de 2008 se recupere la normalidad en la fábrica de Villaricos. Y es que en esta fecha, la multinacional de la que depende la factoría cuevana va a realizar una «reevaluación» de todas sus fábricas. Si DSM Deretil no logra demostrar que es rentable y frenar las pérdidas, tendrá que echar el cierre en enero de 2009.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS