Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Estás en: Ideal > Portada
Gente
Jodie Foster y señora
La actriz desvela un secreto a voces y reconoce su condición de lesbiana
13.12.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Jodie Foster y señora
PAREJA. Foster y su novia, Cydney Bernard, en 2005. / NEWSCOM
EN 1991, cuando Jodie Foster ganó su segundo Oscar por 'El silencio de los corderos', grupos de activistas homosexuales se manifestaron a las puertas del Dorothy Chandler Pavillion con pancartas que rezaban: 'Ganadora del Oscar. Licenciada en Yale. Ex estrella de Disney. Tortillera'. A comienzos de este año, la revista 'Out' mostraba su rostro en portada y se interrogaba: «¿Por qué las estrellas no salen del armario?». La actriz ha desvelado, al fin, un secreto a voces: su condición de lesbiana.

Foster, que cumplió 45 años el pasado 19 de noviembre, mostraba este martes su lado más vulnerable, insólito hasta la fecha, en un desayuno organizado por la revista 'Hollywood Reporter' en el hotel Beverly Hills. Se premiaba a las 100 mujeres más poderosas de Hollywood y cuando la actriz y directora subió a recoger su galardón sorprendió con un conmovedor agradecimiento que hizo llorar a los presentes.

«El secreto de mi éxito es mi preciosa Cydney, que ha estado conmigo a las duras y a las madures», confesó. «No me siento poderosa, sino frágil e insegura. Siempre me he sentido en cierta manera como una impostora. Ahora estoy intentando averiguar cómo encajo todas las piezas de mi vida». Entre el público, su pareja en los últimos catorce años, la productora Cydney Bernard, de 54 años, con quien tiene dos hijos de padre desconocido, Charles, de 9 años, y Kit de 6.

Celosa de su intimidad

Foster siempre ha defendido su intimidad con uñas y dientes. No se sabe dónde reside en Los Ángeles, gasta fortunas en seguridad, practica artes marciales y jamás habla por teléfono. El culpable de su celo casi enfermizo por la privacidad es John W. Hinckley, el demente que en 1981 atentó contra Ronald Reagan sólo para llamar la atención de la actriz. Tras su arresto, otro orate trató de atentar contra ella.

Una licenciatura en Literatura Afroamericana le sirvió para alejarse de los focos. Un año de libertad vigilada tras ser detenida por posesión de droga en el aeropuerto de Boston demostró que era humana.

La protagonista de 'Taxi Driver' lleva toda la vida en el ojo público: a los tres años sirvió como modelo a la niña de Coppertone, esa a la que un perrito muerde el bañador. «Llevo 42 años trabajando en este negocio, es imposible que no esté loca», reflexionaba anteayer. Su inteligencia y fortaleza no han impedido los cotilleos.

Romances

Sin ir más lejos, su hermano, Buddy Foster, publicó en 1997 una biografía en la que revelaba que Jodie, nacida tres años después de que sus padres se divorciaran, tomó su nombre de Josephine Dominguez, la amante de su madre.

Se le han adjudicado romances con la actriz Kelly McGillis y la productora Renne Missel, pero su corazón pertenecía a Bernard, con quien se ha mostrado en público desde que se conocieron en el rodaje de 'Sommersby', cinta acreedora en su día del 'beso menos creíble de la historia' entre Foster y Richard Gere.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS