Ideal

Jaén, 2 jul (EFE).- La Carolina (Jaén) celebra desde este fin de semana los actos centrales del 250 años aniversario de las Nuevas Poblaciones, en los que durante los próximos diez días se han programado más de una veintena de actividades para conmemorar la proclamación del Fuero de Población el 5 de julio de 1767.

Un mercado colono, ruta de la tapa, atracciones de feria, festival de danza de los talleres municipales, visitas al Museo, actos religiosos, desfiles militares y un homenaje a los colonos son algunas de las propuestas que desde el pasado viernes y hasta el próximo 10 de julio vivirá el municipio de La Carolina, considerada la capital de las Nuevas Poblaciones.

"Algunas de las iniciativas, como el reconocimiento a los carolinenses ilustres o los premios de la Fundación, son actos asentados y con tradición en torno al 5 de julio, sin embargo, por tratarse de un año especial hay nuevas iniciativas que se incorporan en esta semana", ha explicado la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche.

Entre ellas destacan el homenaje a los colonos, "en las personas que son descendientes directos de los primeros pobladores del municipio y que esperamos que se conviertan en una actividad con continuidad, para reconocer a personas anónimas que fueron los principales artífices de las Nuevas Poblaciones", según Reche.

Las actividades incluyen desde la recreación de la llegada de los colonos a la representación del reparto de suertes, así como una semana de puertas abiertas en el Museo o la inauguración de una exposición etnográfica que tiene su punto de partida en La Carolina y que recorrerá otros municipios a lo largo del año.

La alcaldesa ha destacado que "esta es una semana especial y por eso se concentran más actividades. No obstante, por delante quedan otras muchas actividades como el congreso internacional o el certamen de alta cocina, para conmemorar el aniversario de un proyecto social, económico y político que transformó la realidad de varias provincias, entre ellas la de Jaén".

Del 4 al 9 de julio el Paseo del Molino de Viento y el recinto ferial se convertirán en una animada fiesta con un mercado colono y atracciones mecánicas para los jóvenes y los más pequeños.

El mercado de época lo componen entre 30 y 35 puestos en los que estarán a la venta diferentes productos artesanos, y cada día se pondrá en marcha una animación en la que músicos, encantadores de serpientes y cetreros se mezclarán con los visitantes que podrán asistir, además, a una exposición de armas de época y aperos de labranza que remitirán al siglo XVIII.