Ideal

Láminas de grafeno en una lente.
Láminas de grafeno en una lente. / Archivo

Camisetas inteligentes hechas con grafeno

  • investigación

  • Investigadores crear un métodos para producir telas de algodón con electrónica

Investigadores de la Universidad de Cambridge, trabajando en colaboración con científicos de la Universidad de Jiangnan, China, han ideado un método para depositar tintas a base de grafeno sobre el algodón para producir un material textil conductor. El trabajo, publicado en la revista Carbon, demuestra un sensor de movimiento usable como ropa basado en el algodón conductor.

"Este método nos permitirá poner los sistemas electrónicos directamente en la ropa. Es una increíble tecnología para textiles inteligentes", declara Chaoxia Wang, de la Universidad de Jiangnan.

La tela de algodón es de las más usadas en la ropa y los textiles, pues es transpirable y cómoda de usar, y resistente al lavado. Estas propiedades también la convierten en una excelente opción para la electrónica textil. Un nuevo proceso, desarrollado por Felice Torrisi en el Graphene Center de Cambridge, es un método económico, sostenible y respetuoso con el medio ambiente para fabricar textiles de algodón conductivo impregnándolos con una tinta conductora basada en grafeno, según un comunicado de la universidad.

Basado en el trabajo de Torrisi en la formulación de tintas de grafeno imprimibles para electrónica flexible, el equipo creó tintas de escamas de grafeno químicamente modificadas que son más adhesivas a las fibras de algodón que el grafeno no modificado. El tratamiento térmico después de depositar la tinta sobre el tejido mejora la conductividad del grafeno modificado. La adhesión del grafeno modificado a la fibra de algodón es similar a la forma en que el algodón mantiene colorantes coloreados, y permite que la tela permanezca conductora después de varios lavados.

Aunque numerosos investigadores de todo el mundo han desarrollado sensores vestibles, la mayoría de las tecnologías actuales se basan en componentes electrónicos rígidos montados en materiales flexibles como películas de plástico o textiles. Estos ofrecen una compatibilidad limitada con la piel en muchas circunstancias, se dañan cuando se lavan y son incómodos de llevar porque no son transpirables.