Más de la mitad de los menores españoles navega sin supervisión

Menores con móviles./Archivo
Menores con móviles. / Archivo
INTERNET

Preocupa la seguridad online, pero no se pone remedio

INNOVA+Madrid

La preocupación por la seguridad de los más pequeños en la red aumenta. Prácticamente la mayoría de padres españoles están preocupados por las páginas por dónde navegan sus hijos, pero tan sólo uno de cada 20 admite que no ha adoptado ninguna medida para protegerlos y el ciberacoso se presenta como la principal preocupación, como se desprende del último informe de Norton by Symantec.

«Las familias están navegando por un mundo en el que decidir el tiempo que se pasa frente a una pantalla es tan importante como decidir la hora de acostarse», explica el Security Expert en Norton by Symantec, Ramsés Gallego, en un comunicado.

Una de las preocupaciones que comparte el 83% de los encuestados es la cantidad de información que sus hijos comparten en Internet. Para una amplica mayoría de los padres encuestados es importante controlar la información que su familia comparte en las redes sociales, aunque sólo un 34% limita la información que comparten sobre sus hijos en sus propios perles de redes sociales.

El ciberacoso se sitúa como la principal preocupación, dado que el 92% de los padres está preocupado por la posibilidad de que sus hijos sean víctimas de acoso en la red. También preocupa que los hijos pasen demasiado tiempo delante de una pantalla, que descarguen programas y aplicaciones maliciosas, o que sean engañados para quedar con un extraño (88% en las tres).

La experiencia de los padres, o de padres conocidos, inuye muchas veces en las preocupaciones. En este sentido, el 22% tiene un hijo que ha sufrido acoso online o conoce a alguien cuyo hijo es víctima del ciberacoso, mientras que el 26% arma que las actividades online de sus hijos han comprometido su propia seguridad o conocen a alguien que ha sufrido un efecto similar por las actividades de los hijos.

Sin embargo, y pese a que los padres son conscientes de los riesgos y se preocupan por la actividad y experiencia online de sus hijos. Esto se aprecia en que, por ejemplo, el 68% no limita el acceso a determinadas webs o aplicaciones o en que el 19% permite en ocasiones a sus hijos que compren 'online' sin supervisión. El 5%, incluso, admite que no ha adoptado ninguna medida para protegerlos.

Fotos

Vídeos