Adiós a la pantalla negra del televisor

El nuevo televisor Samsung Q9F./
El nuevo televisor Samsung Q9F.

Samsung presenta su nueva gama de QLED TV con un sistema que camufla el monitor en la pared y lo mimetiza con el entorno del hogar

Isaac Asenjo
ISAAC ASENJONueva York

Adiós a las pantallas en negro: Samsung se ha propuesto reinventar el televisor. Y con esta idea presentó el pasado 7 de marzo en Nueva York la nueva gama QLED TV para 2018 en el evento ‘First Look’, una mejora sobre el LED en el que la activación de los píxeles es de forma individual y que, frente al OLED, no utiliza material orgánico y es capaz de ofrecer más brillo. La surcoreana cotiza al alza y prueba de ello fue la multitudinaria presentación que tuvo lugar en Wall Street. El momento es especialmente importante pues este verano se disputará el Mundial de Fútbol y no serán pocos los que se decidan a dar el salto a otro televisor. La firma sorprendió con su nuevo gran objetivo, eliminar ese ‘agujero negro’ del salón que no hace más que ocupar espacio. Ahora, la función ‘Ambient Mode’ hace que la pantalla se camufle en el entorno como si de un camaleón se tratase y haga que el usuario no note la presencia del aparato colgado de la pared. Esta tecnología futurista que se mimetiza con la decoración del hogar funciona de una forma simple: tan solo hace falta realizar una fotografía de la televisión en la pared en la que se encuentra. Entonces, el software del receptor recrea la zona y reproduce el patrón del monitor.

Una función que, incluso, permite hacer de la propia pantalla un cuadro de Dalí, un muro de ladrillos, una simple pared blanca o la foto de las últimas vacaciones en familia. «Nuestra gama de televisores para 2018 es sin duda la más innovadora y la más sofisticada hasta la fecha, diseñada para el consumidor que es consciente de la estética de su entorno», explicó Jong-hee Han, presidente de la unidad de negocio Visual Display de Samsung Electronics, durante la presentación.

Un cable para todo

Las pretensiones de invisibilidad de los diseñadores de la firma se extienden hasta el cable de su nueva línea de las QLED, llamado precisamente ‘One Invisible Cable’. Un cable superfino y semitransparente que permite separar hasta 15 metros la pantalla del enchufe y del lugar donde están la consola, el reproductor de DVD o el descodificador de televisión digital. De esta forma, es posible transmitir al televisor la señal y los datos de audio y vídeo con alta capacidad y, además, suministrar corriente.

Un cable con el que se logra un aspecto ordenado y limpio para poner punto y final al lío de hilos habitual en las casas. De momento estas innovaciones solo estarán en la gama alta que saldrá a la venta a comienzos de abril. Unos modelos que incorporan otras novedades destacadas como la mejora en el uso del sistema Smart TV y que lo hacen aún más inteligente: los nuevos televisores comprenden el lenguaje hablado de forma natural por el usuario y encuentran contenidos más rápido. Uno puede pedirle a su televisor que le busque la última serie de moda o uno de sus programas favoritos dentro de todas las plataformas disponibles en la TDT, los canales de ‘payperview’, Netflix, HBO, Hulu o Amazon Prime.

Gracias a las tecnologías de aprendizaje y de inteligencia artificial incorporadas, los QLED TV aprenden continuamente conforme se utilizan. A través de la nueva aplicación SmartThings los consumidores pueden sincronizar su smartphone con su televisor para facilitar la configuración y el acceso a funciones como la guía de programación, el mando a distancia o compartir contenido entre varias pantallas.

Nuevos modelos

Fotos

Vídeos