Una 'app' con pequeñas funcionalidades nuevas cada mes

Una 'app' con pequeñas funcionalidades nuevas cada mes

Los nuevos desarrollos de BBVA se basan en la metodología Design Thinking y en la estructura Agile

ARANTXA HERRANZ

Pequeñas funcionalidades en lugar de grandes y complejos productos. BBVA está adoptando lo que se conoce como una metodología Agile para desarrollar nuevas formas y posibilidades con las que sus clientes pueden utilizar sus móviles, lo que está permitiendo incorporar nuevas opciones cada mes. Entre las las últimas novedades está el poder enviar dinero sin tener que entrar en la 'app', simplemente utilizando Siri, 'chatbots' o Cashup.

Con la 'app' móvil de BBVA y las diferentes opciones que el banco está desarrollando está ocurriendo un patrón de adopción similar al de WhatsApp: aunque suelen ser los más jóvenes quienes antes utilizan estas prestaciones, ya no se puede determinar un perfil único del tipo de usuario, ya que cada vez es más diverso. Por ejemplo, una de las novedades más usadas por todo tipo de cliente es el envío de dinero de un móvil a otro. «Ni siquiera es necesario identificarse en la 'app' de BBVA para poder hacerlo de manera segura. En iPhone, por ejemplo, simplemente hay que pedir a Siri, el asistente de voz, que quieres enviar una cantidad de dinero a un determinado contacto. Y Siri se encarga de realizarlo», apunta Raúl Pérez González de Uriarte, director adjunto de Transformación Digital de BBVA España.

Otra de las últimas novedades es el uso de técnicas de biometría para poder acceder a la 'app' a través del iris (con terminales Samsung) o del rostro (el FaceID de Apple), algo que se usa incluso para firmar las operaciones de más de 20 euros en el envío de dinero a otros móviles.

Con todos estos avances, antes de que acabe el año, el 92% de los productos y servicios que tiene el banco estarán disponibles en la 'app' de BBVA. Y la promesa es que cada mes se incorpore una nueva funcionalidad. Algo que ya viene pasando gracias a lo que se conoce como metodología Agile, equipos interdisciplinares de unas catorce personas que trabajan con el cliente final y que lanzan el mínimo producto viable, pero de la manera más rápida y segura posible.

«Hay una agenda única: que el cliente pueda hacer toda su operativa con el móvil o de la mano de su gestor», asegura González de Uriarte. Así, cada nueva capacidad debe desarrollarse y lanzarse en menos de tres meses. «Son funcionalidades sencillas, pero se va viendo la adopción en los usuarios y se van mejorando».

El director adjunto de Transformación Digital de BBVA España asegura que, además de esta filosofía Agile, BBVA también adopta el Design Thinking. «Agile es para fabricar muy rápido, con la intención de entregar valor al cliente cuanto antes, pero bien definido. Porque tampoco se puede hacer prueba y error con los clientes». Por eso, tres meses antes de desarrollar ese producto, se hace una mínima definición de lo que se va a hacer. «Cuando algo es prioritario, el equipo se constituye en tres días. En seis semanas como mucho hay que hacer la definición del proyecto y en 3-6 meses (máximo nueve) tiene que estar en manos de clientes».

Bizum y otros ejemplos

Algunos de los resultados de esta estrategia que está siguiendo el banco son Bizum (el sistema que permite hacer pagos a otra persona introduciendo únicamente su número de móvil), Cahsup (un teclado que también permite enviar dinero a través de cualquier aplicación de mensajería, como Whatsapp, Facebook Messenger, Slack o Telegram), la posibilidad de abrir una cuenta mediante un selfi, Bconomy (el gestor de finanzas personales de BBVA) o Valora (el sistema de valoración de inmuebles del banco).

El banco asegura que estas innovaciones suelen tener una gran aceptación por parte de los clientes. Así, en contratación de seguros de coche se están experimentando unos ratios de crecimiento del 17-18% en entorno digital. «En marzo de 2015, vendíamos digitalmente unos 600 préstamos con un clic. En 2016, hacíamos 660 en un día», asegura Raúl Pérez González de Uriarte. Este responsable también confirma que, aunque al principio los usuarios más activos podían ser de Madrid y Barcelona, ahora Andalucía y la Comunidad Valenciana están creciendo mucho en adopción de estas funcionalidades.

Todo esto está permitiendo que las operaciones a través del móvil estén a punto de superar las realizadas desde el navegador web. «Ya tenemos cuatro millones de clientes de banca digital, y tres millones desde el móvil», sentencia este responsable, que asegura que la operativa móvil ya ha superado el 50% de las contribuciones de las ventas digitales. «Y sigue creciendo».

¿Cuál será la próxima novedad que llegará a la app de BBVA? El director adjunto de Transformación Digital no quiere entrar en muchos detalles de algo que llegará después de Reyes, aunque adelanta que sigue la senda de Bconomy y Valora. Es decir, «de crear oportunidades, de hablar de tu vida, una experiencia alrededor de tu vida».

Esta funcionalidad se basará en tecnología 'big data' y busca «ayudar al cliente para estar preparado en sus momentos vitales más importantes».

Fotos

Vídeos