¿Qué esperamos del nuevo iPhone?

Pocos secretos guarda la presentación de Tim Cook en un evento rodeado de muchos rumores y filtraciones

JOSÉ A GONZÁLEZ

Quedan horas para que las luces del Teatro Steve Jobs se enciendan por primera vez para alumbrar el nuevo iPhone que presentará Tim Cook, CEO de Apple, al mundo desde el nuevo campus del gigante de Cupertino.

Décimo aniversario en la gama de smartphones de Apple que llega al Día D con mucho rumor y poca confirmación. La primera duda es el nombre con el que aterrizará el nuevo iPhone en las tiendas a finales de año. Durante los últimos meses se han barajado varios nombres, entre ellos iPhone 8, iPhone Ten o iPhone X.

Parece que las fuentes y los códigos de archivos llevan a la conmemoración de los diez años en forma de números romanos y la gran apuesta del equipo de Cook es por iPhone X. Junto al nuevo móvil, Apple renovará sus dispositivos con dos versiones del iPhone 7.

Pero, los rumores se centran en el iPhone X, que además traerá consigo numerosas discusiones de cómo nombrarlo. El primer iPhone presentado por Steve Jobs en 2007 revolucionó el mercado por su software, ahora los expertos piden una revolución para despertar al saturado mercado de smartphones.

Gracias a la filtración de varios códigos fuente en HomePod se ha confirmado que, por primera vez, Apple se plegará a la tecnología OLED en sus smartphones. Además, se suma a la fiebre de acabar con los marcos como las apuestas de Samsung y LG con sus dispositivos más recientes.

Así, según revela HomePod, Cook aparecerá mañana en el auditorio de su predecesor con un móvil con una pantalla con resolución 1125x2346 píxeles y que adapta la temperatura de color a la luz ambiente, siguiendo la tecnología ya incluida en los iPad de la compañía. Las imágenes filtradas solo destacan una pequeña franja negra para el altavoz y la cámara frontal.

Pantalla completa, made in Samsung, que conduce a otro de los rumores más comentados en el último trimestre. ¿Se atreverá Cook a hacer desaparecer el TouchID? ¿Estará delante? ¿Será la manzana mordida?.

Es la gran incógnita que trae Apple para su presentación. Según The Wall Street Journal, la norteamericana está decidida a abandonar el TouchID para apostar por otras medidas de seguridad biométricas. Sin embargo, las teorías sobre el pequeño botón bajo las antiguas pantallas LCD se trasladaría a la manzana mordida e, incluso, los más arriesgados apuntan a que la nueva pantalla sería un gran botón en el iPhone X.

Pagar con la cara

Sin embargo, el equipo de Apple parece querer hacer olvidar el TouchID y empiezan a familiarizarse con un nuevo nombre FaceID. Una mirada a la cámara frontal y la tecnología de escaneo de Cupertino hace el resto.

El desbloqueo facial, ya usado en otros dispositivos de sus competidores, no sería el único uso de la cámara frontal, más allá de los selfis y videollamadas a través de FaceTime. Los rumores acercan al iPhone X al pago en la plataforma de Apple Pay e, incluso, en el futuro y gracias a los sensores de profundidad en esta pequeña lente harán de la realidad aumentada una de las apuestas para el mañana.

De hecho, Apple ya ha desarrollado una versión animada de los emojis, pero con las expresiones faciales del usuario y que se podrán enviar a través de la plataforma de la manzana, iMessage.

Las filtraciones apuntan a un paso más allá en la seguridad biométrica. FaceID estará configurado para reconocer los rasgos de la cara del usuario incluyendo la geometría para evitar ‘engañar’ al software con una fotografía. Varios rumores apuntan que la cámara frontal estará equipada con un sistema de rayos infrarrojos para el desbloqueo de la pantalla con poca luz.

Por su parte, la cámara trasera permitirá la grabación de video 4K con 60 cuadros por segundo o 1080p a 260 cuadros por segundo.

La guerra de los 1.000 euros

La última gran pregunta y, quizá, la última en desvelarse será el precio. Hace poco menos de un mes, Samsung derribó la barrera de los 1.000 euros con su Galaxy Note 8. LG, según confirmaron a Innova+, no llegará a las cuatro cifras con su V30. Pero, ¿y Apple?

Varios rumores apuntan a que el gigante de Cupertino alcanzará los 1.200 euros en su versión más avanzada, aunque la más básica también tendrá un punto por primera vez para separar sus cifras.

El cambio de la tecnología y, sobre todo, la adopción de las pantallas OLED, los expertos calculan que los nuevos paneles del iPhone X han costado 125 dólares, lejos de los 50 dólares de las antiguas LCD, elevarán ese precio final al llegar a caja.

Además se espere que llegue en varios colores: negro, gris… y dorado. Los rumores apuntan, pero estos con menor intensidad, al desembarco de la carga sin cables en la gama iPhone. Si la presentación del iPhone 7 acabó con el minijack de la entrada de audio, ¿será capaz Cook de acabar con la carga por cable?

Estos son los rumores en torno al nuevo móvil de Apple que verá la luz mañana a partir de las 19 hora española y que espera revolucionar al mercado, diez años después de que Steve Jobs lo hiciera con el primer iPhone.

Fotos

Vídeos