Ideal

Uber ficha a un exNasa para hacer despegar sus coches

No es la primera experiencia de Uber en el desarrollo VTOL.
No es la primera experiencia de Uber en el desarrollo VTOL. / Reuters
  • empresas

  • Tras los coches autónomos, la estadounidense aumenta sus esfuerzos en vehículos voladores

Uber aumenta sus esfuerzos en mejorar la su servicio de transporte y también en descongestionar las grandes ciudades. A su app de conductores de viajes, le ha añadido en Estados Unidos recientemente un programa de vehículos autónomos. Ahora apuesta por los coches voladores.

Para el desarrollo de su división Uber Elevate, la compañía de servicios de transporte ha fichado a un exingeniero de la NASA, Mark Moore, que se convertirá en el director de Ingeniería en Aviación de la compañía, con el fin de trabajar en 'Uber Elevate'.

No es la primera vez que la startup de Travis Kalanick centra sus miradas en el cielo, aunque aún no se encuentra desarrollando este tipo de vehículos. "Uber continúa reforzando su papel como un catalizador para el creciente ecosistma en desarrollo de VTOL", explicó el jefe de producto de programas avanzados de Uber, Nikhil Goel

Mark Moore ha pasado sus últimos 30 años trabajado para la NASA y ahora se une a Uber para desarrollar 'Uber Elevate', un proyecto de coches voladores que tiene como fin proporcionar una alternativa rápida a los atascos.

Aviones eléctricos

Moore publicó en 2010 un artículo sobre aviones eléctricos con capacidades de despegue y aterrizaje verticales (VTOL) que podrían reemplazar a los automóviles. Según recoge Bloomberg, Mark Moore llega a Uber “para estar en el lugar correcto en el momento adecuado para convertir en real este mercado”.

La empresa es optimista. Según Bloomberg, Moore predice que veremos coches voladores de uno a tres años y que no habrá pilotos humanos, sino que la gestión se hará con ordenadores a bordo ."No puedo pensar en otra empresa en una posición más fuerte para ser el líder de este nuevo ecosistema", explica Moore,

Uber, sin embargo, ya tiene competencia en este sector. Airbus explicó el pasado verano que el futuro del transporte eran los taxis voladores autónomos. Además, durante el pasado mes de enero, la compañía explicó que planeaba probar un prototipo de este coche volador autónomo a finales de este 2017, para acabar con los atascos.