Ideal

vídeo

Google presenta al mercado un móvil sobrio y elegante. / José A. González

Google Pixel, el smartphone Android para tumbar a Apple

  • empresas

  • El gigante de los buscadores presume de la mejor cámara del mercado móvil

Google ha iniciado una nueva andadura en el mercado de los smartphones en 2016. Pocas semanas después del lanzamiento del iPhone 7 de Apple y en plena explosión del Note 7 de Samsung, el gigante de Mountain View sacó a la venta su primer Pixel.

Atrás queda la etapa Nexus y con esta nueva serie de dispositivos inteligentes quiere acabar con el reinado del gigante de Cupertino. Con "la mejor cámara del mercado", según Google, y un renovado asistente, el gurú de los buscadores ‘asalta la banca’.

En este periódico hemos pasado treinta minutos de prueba con el Pixel XL de Google. Un teléfono con un diseño sobrio muy parecido a las series iPhone de Apple y con un precio de alta gama, cerca de 700 euros el más básico, que estará disponible en las tiendas españolas en Navidades.

Usabilidad sencilla

Google ha apostado por un dispositivo elegante y una usabilidad sencilla. Con tan solo deslizar hacia arriba el dedo por sus 5,5 pulgadas de pantalla en el caso de los Pixel XL y 5 pulgadas en los básicos, se despliega el menú en pocos segundos.

Google ha apostado por una potente pantalla para hacer las delicias de sus usuarios a la hora de ver las fotos hechas realidad por los 12,3 megapíxeles de su cámara trasera.

La pantalla AMOLED 2K que equipan estos smartphones asegura una gran nitidez con luz diurna. Además, el último sistema operativo de Android, que da vida a los Pixel, el Nougat 7.1 dispone del sistema Luz Nocturna, que hace la pantalla más cálida en horas más ‘intempestivas’. Sin embargo, los treinta minutos de prueba, no permitieron probar el dispositivo en bajas condiciones lumínicas.

Cámara extraordinaria

"Con una puntuación de 89 de DxoMark, la cámara de Pixel te permite capturar unas fotos incluso en condiciones de baja luminosidad o con luz brillante, sin necesidad de utilizar filtros". Con estas palabras, Google saca pecho de la cámara de sus smartphones.

La mezcla de los 12,3 MP de la cámara trasera y el procesador Qualcomm Snapdragon 821 son los culpables de "la mejor cámara del mercado", según sus creadores.

La calidad de las imágenes apoyadas por la 'magia' HDR aporta un magnífico resultado para los aficionados, cada vez más numerosos, de las instantáneas en smarthpones.

Destaca la facilidad del cambio de cámara. Con tan sólo un movimiento de muñeca, el Pixel cambia los 12,3 MP de la cámara trasera por los 8 MP de la frontal y situarse en el ‘Modo selfie’.

Lo mismo sucede con la grabación en vídeo. Deslizando el dedo por la pantalla, el smartphone de Google permite grabar los recuerdos en 4K.

Vídeos e imágenes de alta calidad, que pueden acabar rápidamente con los 32 y 128 GB de almacenamiento de los smartphones. Sin embargo, Google ha decidido traer al mercado el "almacenamiento inteligente", que eliminará automáticamente películas y fotografías antiguas de las que se hayan hecho copia de seguridad. Eso sí, para su funcionamiento es necesario estar conectado a una red Wi-Fi.

Asistente, pero en inglés

Siri de Apple ya tiene competencia. Cortana de Microsoft, Sherpa y muchos más. Ahora Google presenta su propio asistente. Con dos palabras: "ok, Google" se pone a trabajar.

Sin embargo, aún le faltan unas cuantas clases de castellano para poder mantener conversaciones como Siri. Solo responde a cuestiones en inglés, “su español necesita aún mejorar.

Finalmente, el Pixel XL, cuenta con una batería de 3.450 mAh, que permite un uso con internet LTE de hasta 14 horas, frente a los 2.770 mAh del modelo básico. Los dos teléfonos de Google llegan con conectidad USB Tipo-C y con puerto de auriculares jack, así como conexión WiFi, GPS, Bluetooth 4.2 o NFC.

La gran desventaja con sus competidores es que Pixel "aún no sabe nadar". El úlitmo proyecto de Google no es resistente al agua como su gran competidor el iPhone 7, que resiste bajo el líquido elemento.