Ideal

3 ventajas de tener en casa 'todo en uno'

3 ventajas de tener en casa 'todo en uno'
  • Se trata de ordenadores de sobremesa compactos y eficientes que ofrecen una gran variedad de prestaciones a los usuarios

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, seguro que muchos ya estaréis pensando qué vais o que os vais a regalar estas fiestas. Los dispositivos electrónicos son desde hace unos años, junto con la ropa y los productos del sector estético, los artículos que copan las listas de más vendidos durante esta festividad, y este año parece que no será muy diferente. Si eres un apasionado de los ordenadores y todo lo que tiene que ver con la computación debes saber que los dispositivos de escritorio ya no son lo que eran, quizá por ello están desplazando una vez más a los portátiles. Las marcas optan ahora por hacerlos más compactos, pero sin renunciar a su eficacia y funcionalidad, incorporando nuevas prestaciones que han desembocado en el concepto de ‘All-in-one’ o ‘Todo en uno’, unos equipos ligeros y cómodos que puedes encontrar a buen precio si te beneficias de los cupones de descuentos en ordenadores de Descuentos Ideal, y que pueden aportarte numerosas ventajas como las que te contamos a continuación para que no te quede ninguna duda de porqué debes tener uno en casa. Básicamente son equipos fijos de sobremesa, que solo tienen un único componente, un monitor, en el que se incluye el disco duro, el procesador, la placa base, los altavoces, los puertos USB, el micrófono, la webcam, etc. ¿Listo para conocer lo mejor de estos dispositivos? ¡Toma nota!

1. Diseño ergonómico

Pensar en un ordenador de sobremesa ya no será sinónimo de cables esparcidos por toda la habitación o mucho espacio ocupado, puesto que los ‘Todo en uno’ suelen ser dispositivos inalámbricos, tanto el monitor como el teclado que los suele acompañar. Además al componerse únicamente de un monitor, lo puedes trasladar fácilmente a cualquier lugar de tu casa y sin necesidad de ocupar mucho espacio, ya que son muy ligeros y delgados, por lo que tienen cabida en casi cualquier parte.

2. Mejor calidad de imagen

Las pantallas de este tipo de ordenadores son mucho más grandes que las de los convencionales, de unas 20 pulgadas como mínimo, por lo que la calidad de vídeo e imagen será mucho más detallada, de ahí que sean 100% recomendables para todos aquellos que trabajan en ámbitos como la publicidad, el diseño, la fotografía y en general cualquier profesión que tenga contacto con el ámbito audiovisual. Además, por si la mejor calidad de imagen no bastaba para hacerte pensar que estabas ante una auténtica maravilla, las pantallas son táctiles, por lo que el control es mucho más preciso, fácil y rápido, agilizando así cualquier tipo de tarea que realices con el equipo.

3. Potente software

Sí, es funcional, la estética es atractiva, proporciona buena calidad de imagen y el manejo es sencillo, pero, ¿y el software?, ¿qué hay de él? En cuanto a este aspecto, el sistema operativo de este tipo de dispositivos suele ser Windows 7 y además cuentan con procesadores muy potentes y eficaces. Suelen tener un almacenaje de aproximadamente 700 GB que puede ser ampliable mediante un disco duro externo y además, la memoria RAM suele permitir una navegación y un trabajo fluido sin tirones, pudiendo reemplazarla fácilmente en caso de que no se ajuste a lo que buscábamos inicialmente.

Son ordenadores muy útiles, que consumen poca energía y que nos permiten realizar todo tipo de trabajos de forma cómoda, rápida y sencilla. Eso sí, su tiempo de vida útil no es muy amplio, ya que al incorporar todos los componentes en el monitor, repararlo suele suponer un coste muy elevado y por ende la mayoría opta por desistir y comprar otro nuevo, por lo demás, es una perfecta opción para los que buscan eficacia, movilidad y espacio.