Ideal

vídeo

Una niña juega con una WiiU en el Palacio de Congresos de Granada. / GONZÁLEZ MOLERO

Granada se hace con el mando

  • Pese a que se trata de su primera edición, los más de 4.000 asistentes que disfrutaron en ‘Granada Gaming Festival’ consolidaron el evento organizado por IDEAL y Crossover

De las veintitrés referencias al mundo del videojuego que van a leer a continuación, mi favorita es la primera: «cada píxel contiene un universo». Ahora imaginen un píxel. Ya saben, uno de esos diminutos cuadrados de colores que componen lo que vemos en cualquier pantalla. Si nos acercáramos poco a poco a ese cubo descubriríamos que dentro de él conviven otro millón de píxeles en un caos ordenado. Ese píxel es Granada Gaming Festival (GG). Uno de los mayores eventos del videojuego, organizado por IDEAL y la asociación Crossover, que convocó ayer a más de cuatro mil personas en el Palacio de Congresos de la capital.

La frase, la del píxel y el universo, la pronunció Arturo Monedero, miembro de Delirium Studios, durante la primera conferencia de la jornada. El bilbaíno invitó a los asistentes a reflexionar con una sentencia indiscutible: «Todos estamos de acuerdo con que el libro de Belén Esteban no es Arte, pero nadie negaría que la Literatura lo es. Lo mismo pasa con los videojuegos: hay de todo». Y de todo hubo a lo largo de la primera e intensa jornada de Granada Gaming: del ocio más populoso y el entretenimiento más inocente a profundas disquisiciones sobre marketing, programación, emprendimiento y creatividad.

Los primeros en entrar a Granada Gaming fueron los 'gamers'. Vaya, los 'jugadores' de los distintos torneos que tuvieron lugar ayer y que, en algunos casos, no acabarán hasta esta noche. Juan Entrena, coordinador de GG, fue el encargado de recibirlos en el auditorio principal con una sencilla línea que se acogió entre aplausos: «En este evento lo más importantes sois vosotros: los jugadores». Así, a lo largo de doce horas no hubo ni un minuto para el respiro por los más de cien puestos de juego repartidos por el Palacio. Juegos que pudieron disfrutar todos, los competidores y, por supuesto, los 4.000 visitantes que conquistaron la zona de 'Free Play' (juego gratuito) que este domingo volverá a estar a su entera disposición.

Y a jugar vinieron jóvenes de toda España. David viajó desde Tarragona para participar en el torneo de FIFA (es el subcampeón de la Gamergy de Madrid), igual que Luis, de Madrid, para Call of Duty, o Rafa, de Valencia, para HearthStone. Pero el juego por excelencia, el gran torneo dentro de Granada Gaming, es el de 'League of Legends' (LOL) organizado por OGSeries. Suponiendo que no conozcan el juego de marras, quédense con esta idea antes de juzgar: El auditorio Manuel de Falla del Palacio de Congresos estaba a rebosar (no cabía ni un alma más) para ver los encuentros en pantalla gigante. Con más gente que en cualquier sala de cine de España, la retransmisión de las partidas se acerca bastante a un encuentro de deporte convencional (de ahí que se les conozca como 'e-sports'): hay un narrador, el público aplaude las mejores jugadas y hay 'gamers' que son tratados como auténticas estrellas.

Es el caso de Knekro, apodo tras el que se esconde Sergio García, madrileño que se dedica profesionalmente a ser Youtuber o, lo que es lo mismo, a compartir vídeos que suman millones de reproducciones en su canal. Lo de League of Legends es, por encima de todo, un espectáculo que merece la pena verse en directo. Por cierto, hoy se estrena en la competición un equipo de LOL formado íntegramente por granadinos (Juanma, Alberto, Migue, Esteban y otro Juanma) que se batirá el cobre con los mejores de España.

Mucho más espacio

Dentro de este píxel nuestro que es Granada Gaming hay espacio para mucho más que el juego. El excepcional ambiente que reinó durante todo el día lo fue, en gran parte, por la infinidad de actividades que se reparten por el recinto. Entre ellas, las conferencias son, sin duda, la salsa de GG. A la excelente charla de Monedero sobre el videojuego como expresión de otras disciplinas artísticas, le siguió Mario García, de Mercury Steam, que desveló los entresijos de su 'Castlevania'. Jon Llaguno profundizó en la importancia del markenting en el mundo del videojuego, y Diego Díaz explicó qué es Hybrid Play, «un sistema para unir las bondades de los videojuegos con el juego físico y real de los parques»; José Arcas invitó a los profesionales a tratar sus juegos como «experiencias y no como productos de venta», mientras que Kristian y Jentrena comentaron cómo es la vida de un 'bloguero videojueguil'. Alejandro Domínguez analizó la filosofía de su estudio, Omnium Lab, de Algeciras, en el que desarrollan «juegos con los que, además de jugar, nos formemos». Es el caso de su aventura gráfica 'El Misterio de Amelia', basado en una historia real. Y de aventuras gráficas habló uno de los creadores de 'Randals Monday', de Nexus Game Studios, «un juego que sigue la estela de los clásicos de LucasArts pero con un guión muy actual».

En cuestiones de innovación, uno de los stand más visitados fue el de los granadinos 'Greyman Studios', en el que miles de asistentes probaron qué se siente con unas 'Oculus Rift', unas gafas de realidad aumentada que nos meten dentro del juego. Y no es una exageración. «Acabo de sentir lo mismo que en una montaña rusa y no me he levantado de la silla», explica Ana María.

También resultó muy interesante para los asistentes el puesto de 'Createc 3D', donde es fácil alucinar al ver en funcionamiento las impresoras en 3D. «Ahora mismo está imprimiendo piezas que utilizará la propia impresora», detallan desde el stand.

En familia

Si la mañana fue reino de los 'gamers' más puros, la tarde se convirtió en una actividad perfecta para toda la familia. Centenares de padres e hijos visitaron Granada Gaming para divertirse con las videoconsolas, las tiendas de juguetes y las muy variadas actividades pensadas para los más pequeños como, por ejemplo, el taller de Hama.

Claro que si son padres y les gustan los videojuegos desde siempre, tienen una sala en la que gozarán mucho más de lo esperado: la sala retro. Carlos, padre de Laura y María, de 6 y 7 años, disfrutó de lo lindo explicándole a sus retoños qué es eso de un Spectrum. O un Commodore. «Cuando yo era joven, jugaba con uno de estos. Teníamos que insertar un disco, escribir un código y esperar un bueeeen rato para poder jugar», les dice a sus hijas. A lo que una de ellas responde: «Si tardaba tanto, ¿no os aburríais?» «¡Pues claro! -responde sonriente el padre- ¡Pero eso era parte del encanto!»

Hoy es la segunda y última jornada de la primera edición de Granada Gaming. Las puertas volverán a abrirse a las 10:00 horas y están todos invitados. En Granada Gaming hay diversión para todos los gustos. Tanto es así que, como nos hemos dejado muchas cosas en el tintero, nosotros estaremos allí desde primera hora para no perdernos nada. ¡No se pierdan nuestro píxel!