7 síntomas silenciosos de la leucemia que no debes ignorar

Los más comunes son la fatiga, la pérdida de apetito o los mareos. Sin embargo, existen otros más 'silenciosos'

IDEAL.ES

La leucemia es una de las enfermedades que más muertes causan en el mundo. No obstante, un diagnóstico precoz permite la aplicación de uno de los mejores tratamientos de cáncer que existen, por lo que detectar los síntomas a tiempo es algo esencial para una pronta recuperación, así como para llevar una buena calidad de vida durante la enfermedad. Pero, ¿cuáles son esos síntomas que no debemos ignorar?

Los síntomas más comunes son la fatiga, la pérdida de apetito, moratones, sangrado de nariz, dolor de cabeza, derrames y mareos. Sin embargo, existen otros síntomas “silenciosos” que nos pueden llevar a un diagnóstico precoz y que pueden confundirse con los de otras patologías:

1. Las encías inflamadas y de color morado, que sangran con un solo rasguño es un síntoma que no debemos ignorar.

2. La inflamación del abdomen también nos puede indicar que padecemos la enfermedad, ya que las células cancerígenas se pueden acumular en el hígado y el bazo, aumentando éstos de tamaño.

3. Notar molestias en el lado izquierdo del estómago puede indicar problemas en el bazo, un órgano que forma parte del sistema linfático y cuya inflamación puede indicarnos que padecemos la enfermedad.

4. Tener fiebre, concretamente más de 37 grados, sin haber sufrido una infección viral, es un signo muy evidente de que algo no va bien.

5. Sudar es una señal de que nuestro cuerpo intenta combatir una infección, por lo que no hay que ignorarlo. Aunque puede deberse a una simple gripe, también puede ser síntoma de leucemia.

6. La palidez de la piel es preocupante cuando aparece también en los labios, la lengua, la palma de las manos o los párpados.

7. La inflamación de los ganglios linfáticos, ubicados en las axilas, ingles y cuello, puede estar indicando un síntoma de leucemia.

Temas

Salud

Fotos

Vídeos