Seis consejos para evitar que el ‘síndrome postvacacional’ provoque la caída de cabello

Llevar el pelo suelto puede ser una buena herramienta de prevención. /
Llevar el pelo suelto puede ser una buena herramienta de prevención.

Más de la mitad de los hombres y el 25% de las mujeres sufren algún tipo de alopecia, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

REDACCIÓNmadrid

La vuelta a la rutina laboral y los cambios de horarios y ritmo de vida pueden tener efectos perjudiciales para nuestra salud. El conocido síndrome postvacacional trae implícito el hecho de volver a someterse a continuas situaciones de estrés debido a la presión del trabajo o del día a día.

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), más de la mitad de los hombres y el 25% de las mujeres sufren pérdida de cabello, entre otros motivos, debido a encontrarse bajo situaciones de gran tensión y estrés. La firma Pilopeptan, dedicada a prevenir la caída del cabello, ha elaborado unos consejos para evitar que la vuelta a la rutina suponga un problema para nuestra salud capilar:

Aliméntate de forma adecuada: el consumo de productos ricos en vitaminas A, B y C es básico para evitar que nuestro cabello se caiga después de nuestra jornada laboral. Seguir una dieta equilibrada y sana será un buen aliado para favorecer la oxigenación de los folículos pilosos y lograr una mayor hidratación.

Vigila las altas temperaturas: ten cuidado al utilizar el secador, la plancha o los rizadores. Estos aparatos someten a tu cabello a unas condiciones extremas de calor que pueden debilitarlo y favorecer su caída.

Utiliza productos adecuados para combatir la caída: para enfrentarse a la pérdida de cabello, los champús que debemos utilizar tienen que contener activos como, por ejemplo, la Biotina y la Niacinamida. Se trata de unas vitaminas del grupo B que activan la microcirculación local y proporcionan al folículo piloso los nutrientes necesarios para favorecer el crecimiento capilar.

No lleves peinados agresivos: si sueles abusar a menudo de coletas, trenzas o moños, tu cabello puede resentirse a la vez que fomentas su debilidad. Un gesto simple como llevar el pelo suelto puede ser una buena herramienta de prevención.

Realiza ejercicio físico: la práctica deportiva es sinónimo de liberación de endorfinas y de eliminación de las tensiones acumuladas durante todo el día. De este modo, a la vez que potenciamos nuestra salud evitamos la caída del cabello por este motivo.

Evita los momentos que provocan estrés: cuando nos encontramos bajo situaciones estresantes o de mucha presión, nuestro cabello padece las consecuencias debido a una serie de reacciones que se producen en nuestro organismo. Para evitarlos, intenta volver a la rutina de forma paulatina y progresiva y tu cabello te lo agradecerá.

Fotos

Vídeos