Ideal

Cómo reducir la muerte por cáncer de pulmón
/ Igor Aizpuru

Cómo reducir la muerte por cáncer de pulmón

  • neumología

  • Más que el hábito tabáquico, hay dos factores de riesgo, el EPOC y el enfisema, que podrían detectarse con una tomografía axial computarizada (TAC) y salvar vidas

Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y especialmente aquellos que tienen enfisema, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, tercera causa de muerte en España por detrás de las enfermedades isquémicas del corazón y las cerebrovasculares. La mortalidad de estos casos podría disminuir gracias a un cribado con tomografía axial computarizada (TAC) de baja dosis, pues permitiría detectarlo antes de que se desarrolle.

«Identificar a la población con más riesgo de desarrollar esta enfermedad y someterla a un programa de cribado ayudaría a salvar muchas vidas», asegura el doctor Juan Pablo de Torres, neumólogo y miembro del Área de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). «Solo el 15% de los pacientes con cáncer de pulmón continúan con vida tras cinco años debido a que en la actualidad el diagnóstico, generalmente, se realiza en estados avanzados. La utilidad de la tomografía computarizada en la detección precoz del cáncer de pulmón en la enfermedad pulmonar crónica».

Hay dos grandes factores de riego. Uno, sufrir EPOC, pues ese paciente tiene tres o cuatro veces más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que un fumador que no sufra o haya sufrido EPOC y, dos, la presencia de enfisema radiológicamente detectado. «La identificación de pacientes de alto riesgo dentro de la población con EPOC nos permitiría mejorar la rentabilidad diagnóstica y la coste efectividad de los programas de cribado de cáncer de pulmón facilitando su implantación en un sistema público como el nuestro», mantiene el doctor De Torres, que prepara el 50º Congreso de SEPAR que se celebrará en Madrid.

Sin embargo, los programas de cribado podrían tener un efecto adverso, el «sobre diagnóstico». Para evitarlo, se podría complementar la tomografía axial computarizada (TAC) de baja dosis (TCBD), con índices de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón para pacientes con EPOC, basados en criterios clínico-radiológicos o funcionales que permitirían seleccionar los enfermos con mayor riesgo, maximizando la relación coste-beneficio y facilitando su implantación. Así se podría ayudar a la detección precoz y, por tanto, un tratamiento con intención curativa.