Ideal

Manos de un leproso de la minoría étnica Yi (China).
Manos de un leproso de la minoría étnica Yi (China). / Reuters

Se ensayará con la primera vacuna contra la lepra

  • dermatología

  • Las pruebas piloto se realizarán en la India, para frenar en 60% los casos de contagio y mejorar la tasa de curación de los pacientes con lesiones

La India está a punto de comenzar las pruebas piloto para el ensayo de la primera vacuna contra la lepra, según anunció Soumya Swaminathan, titular del Consejo de Investigación Médica de India. Con esta vacuna se espera reducir un 60% de los casos en los próximos tres años, y mejorar la tasa de curación a personas con lesiones en la piel.

El ensayo se hará en cinco distritos de los estados de Bihar, en el oriente del país, y Gujarat, en el occidente, para luego extenderse a otros ocho distritos de alta prevalencia, según explica la doctora Montse Pérez, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). La vacuna está basada en la administración de Mycobacterium indicus pranii (MIP), micobacteria que posee gran capacidad de estimular la respuesta celular TH1 y la inmunidad innata a través de los TLR (top like receptors), y se aplicará a personas que tienen contacto cercano con personas ya infectadas.

La lepra es una enfermedad escasamente contagiosa, producida por un bacilo que afecta la piel, los nervios periféricos y las mucosas de las vías respiratorias altas. En su propagación influyen factores socioeconómicos como la pobreza, el hambre y la falta de higiene, variables fundamentales para que se contraiga la enfermedad. Su periodo de incubación suele durar de dos a diez años desde la infección e incluso más.

«Los gobiernos siguen jugando con las cifras, mientras no hay inversión en combatir el estigma de esta maldita enfermedad», advierte la doctora Pérez, con motivo del Día Mundial de la Lepra. La experta señala que cuando la India declaró en 2005 que la lepra dejaba de ser un problema de salud pública, por tener menos de un caso por cada 10.000 habitantes, abandonó la lucha activa. El resultado, según la doctora Pérez, es el diagnóstico de 11.365 nuevos casos en niños durante 2014. «Los políticos siguen confundiendo las diferencias entre los términos: eliminación y erradicación», señala la doctora Pérez.

En paralelo a la investigación de la vacuna, la OMS ha elaborado la Estrategia Mundial contra la Lepra 2016-2020, sobre tres pilares: reforzar la implicación de los gobiernos, la coordinación y las alianzas; detener la lepra y sus complicaciones y acabar con la discriminación, y fomentar la inclusión. El objetivo para 2020 es lograr una ausencia de discapacidades de grado 2 entre los nuevos pacientes pediátricos, con una tasa inferior a una por cada millón.

Actualmente, en India y Brasil se diagnostican el 80% de los nuevos casos de lepra, y el reto es reducir la enfermedad a menos de un caso menos por cada 10.000 habitantes.