Ideal

Miembros de la plataforma de Hepatitis C concentrados ante el hospital de Txagorritxu, Vitoria, el año pasado.
Miembros de la plataforma de Hepatitis C concentrados ante el hospital de Txagorritxu, Vitoria, el año pasado. / EL CORREO

La erradicación de la hepatitis C podría estar cerca en los próximos años

  • infecciosas

  • Los antivirales de acción directa serán, en gran medida, los responsables de este logro, según los expertos reunidos en Valencia en el II Congreso Nacional del Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas

El Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas (GEHEP) de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) celebra la 2ª edición de su Congreso Nacional, 'Hacia un amanecer sin hepatitis C', en unas jornadas científicas que reúnen a expertos a nivel nacional.

El objetivo de esta reunión es explicar el estado actual de la infección por virus de la hepatitis C, tanto a nivel global como sobre todo nacional, con los retos conseguidos por la utilización de los nuevos fármacos antivirales, «así como los que nos quedan pendientes para poder erradicar la infección o al menos para que deje de ser un problema de salud prevalente», según afirma el doctor Miguel García Deltoro, Jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia y Presidente del Comité Organizador del Congreso.

Principales avances

Según los expertos en Infecciosas, el mayor avance en esta área es la aparición de los antivirales de acción directa del virus de la hepatitis C (AAD): «Estamos pudiendo curar el virus de la hepatitis C a prácticamente todos los pacientes y dando de alta a pacientes antaño considerados crónicos del sistema sanitario. En los pacientes con fibrosis más avanzada, aunque los tenemos que seguir controlando, ya estamos viendo una enorme ganancia en salud, evitando descompensaciones, degeneraciones a hepatocarcinoma y disminuyendo ya claramente el número de trasplantes hepáticos por VHC», afirma el doctor García Deltoro.

Además, con la aparición también de mejores fármacos antirretrovirales para el VIH, así como nuevos antibióticos para poder cubrir el creciente aumento de infecciones bacterianas multirresistentes, el área de Infecciosas se ha visto altamente beneficiada, todo esto sumado a la elaboración de las nuevas guías de consenso en el tratamiento de VHC conjuntas de todas las Sociedades (GEHEP y GESIDA de SEIMC/AEEH).

En palabras del experto, «la erradicación en sentido estricto de la hepatitis C será difícil de conseguir en los próximos años solo con los antivirales de acción directa, si bien en la medida que se generalice su utilización seguro que al menos en pocos años y sobre todo en los países occidentales conseguiremos que deje de ser una patología prevalente en nuestra sociedad, para pasar a ser simplemente algo testimonial».

En España siete de cada diez personas infectadas por el virus de la hepatitis C lo desconocen y pueden convertirse así en fuentes de transmisión involuntarias. Además, se estima que alrededor de 500.000 personas tienen hepatitis C crónica y el 70% de las personas con hepatitis C no tiene síntomas. Estos pueden tardar hasta 25-30 años en aparecer, y cuando lo hacen suele ser una señal de que existe daño hepático avanzado.

Con esto, los infectólogos y hepatólogos se plantean un nuevo reto para el futuro: «Debemos tratar a todos los pacientes sin excepción, monoinfectados y coinfectados, después de estos dos últimos años en los que hemos hecho necesariamente una priorización de su utilización. Por otra parte, estamos asimismo intentando implementar estrategias de screening a toda la población para poder diagnosticar a todas las personas que puedan tener el virus para, sino erradicarlo como comentábamos, si convertirlo en algo infrecuente y excepcional», concluye el especialista.