Ideal

Las comunidades reclaman el dinero prometido por Sanidad para la Hepatitis C

Una treintena de afectados de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, en una concentración. / Efe / Atlas

  • El Gobierno y las comunidades autónomas negocian la universalización del tratamiento de la hepatitis C a todos los enfermos sin contar con su grado de fibrosis

El Gobierno y las comunidades autónomas negocian en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) la universalización del tratamiento de la hepatitis C a todos los enfermos sin contar con su grado de fibrosis. Sin embargo, el principal problema es cómo se va a pagar esta actualización del plan sobre esta patología aprobado ahora hace dos años. "En 2015, el Ministerio nos prometió 27 millones que todavía nos adeuda. Y no han pagado nada tampoco en 2016 y en este año", ha apuntado Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana. Además, Montón ha asegurado que en estos años se han invertido más de 200 millones para "salvar la vida" a unas 9.800 personas.

Una cantidad que computa para las comunidades como déficit, a pesar de las promesas del Ministerio de Hacienda que no iba a ser así. A pesar de estas dificultades, la consejera ha recordado que algunas comunidades como la suya, Madrid o Aragón ya han dado el paso de atender a todos los pacientes y ahora reclama un "fondo estatal" para fármacos innovadores tanto de hepatitis C como de otras patologías. El consejero extremeño de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha incidido en que las comunidades necesitan más "medidas" y un plan que contemple la compra "centralizada" de medicamentos.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat ha recordado que España lidera el abordaje de la hepatitis C en Europa, que 76.000 pacientes han recibido el tratamiento y que el presupuesto para tratar la enfermedad asciende a 200 millones. Una reducción drástica de los 1.600 millones gastados en 2015 y 2016 debido a una bajada de precios de los medicamentos y hay que menos personas que tratar. Unos pacientes que estaban de celebración.

"Podemos decir que las luchas a veces tienen éxito y hemos logrado la reivindicación que planteamos hace tres años los enfermos de hepatitis C, la de extender a todos los enfermos el tratamiento independientemente de si estaban graves, muy graves o fases iniciales de la enfermedad", comenta Adolfo García, presidente de la plataforma de afectados de la Comunidad de Madrid. "La cifra de trasplantes ha bajado gracias a estos tratamientos que impiden que los hígados se vayan degradando y que acabe en un hepatocarcinoma que es el final de muchos de nosotros", ha señalado.