El PSOE registra una ley de muerte digna que garantiza al enfermo el derecho a decidir

Una enfermera cuida de un paciente en una sala de recuperación./
Una enfermera cuida de un paciente en una sala de recuperación.

La proposición de ley reguladora impide la objeción de conciencia de los médicos para dar autodeterminación a las personas en el proceso final de su vida

EUROPA PRESSmadrid

El PSOE ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados una proposición de ley reguladora de los derechos de las personas en el proceso final de su vida y que, según ha explicado la secretaria adjunta del partido en la Cámara Baja, Marisol Pérez Domínguez, garantiza el derecho de autodeterminación del enfermo e impide la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios, a los que se da seguridad jurídica.

Para Pérez Dominguez, la regulación actual en esta materia en España es "insuficiente" y desigual porque no todas las comunidades autónomas la han desarrollado.

Por ello, este texto busca que todos los pacientes gocen de la misma calidad sanitaria "en procesos patológicos que llevan a un final de la vida con dolor y en unas circunstancias que se puedan aliviar con terapias existentes y que cuentan con el aval científico y ético de la comunidad médica". "También busca asegurar el derecho a morir en la intimidad, con garantías para el paciente y sus familiares", ha añadido en rueda de prensa en el Congreso.

C's celebra la propuesta

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha celebrado que el PSOE también haya registrado una proposición de ley sobre muerte digna, como ya lo hizo Ciudadanos en el mes de diciembre, para "asegurar que el tema se vaya a tratar en los próximos meses".

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Villegas ha recordado que su formación ya ha tratado este tema al que después se han unido Podemos, en enero, y PSOE ahora. A su juicio, esta materia necesita "valentía" para regularse y ha indicado que "es la hora de hacerlo".

"Esto nos asegura que en los próximos meses se pueda legislar de manera valiente sobre temas en los que no vale la solución de esconder la cabeza debajo del ala, sino que hay que afrontarlos", ha concluido.

El portavoz socialista de Sanidad en la Cámara Baja, Jesús María Fernández, ha explicado que el enfermo debe poder estar acompañado de sus familiares en una habitación individual o, incluso, elegir el domicilio si lo desea, antes de que se produzca la sedación terminal. Del mismo modo, se incluye el derecho a que tenga un espacio para despedirse de sus familiares y amigos y también el auxilio espiritual que desee.

Además, el documento trata el derecho del enfermo a la información, a la toma de decisiones autónomas y a que éstas se respeten. En estos casos se prevé las intervención del comité de ética asistencial, para que pueda dar su opinión previamente escuchando las opiniones de los profesionales, pacientes y familiares cuando exista discrepancia medica o terapéutica.

Sin objeción de conciencia

La proposición de ley socialista busca también dar seguridad jurídica a los profesionales. Por ello, será una obligación que las instrucciones y decisiones anticipadas del paciente sobre su el proceso final de su vida se incorpore a la historia clínica y que exista un acceso telemático a ellas desde cualquier centro sanitario.

Del mismo modo, el texto registrado recoge: "Todos los profesionales sanitarios tienen la obligación de respetar las convicciones y creencias de los pacientes en el proceso final de su vida, debiendo abstenerse de imponer criterios de actuación basados en las suyas propias". Con esta líneas, el PSOE rechaza la posibilidad de que exista objeción de conciencia entre los trabajadores.

"No puede haber objeción de conciencia en una cuestión que desde el punto de vista científico se reconoce como un derecho del paciente. Precisamente, esto también lo que permite es cubrir las garantías de que las personas profesionales puedan actuar sin que vaya a haber nadie que les pueda perseguir desde el punto de vista jurídico", ha indicado el portavoz de Sanidad en el Senado, José Martínez Olmos.

Fotos

Vídeos