Ideal

Científicos defienden la utilización controlada de antibióticos contra las bacterias resistentes

  • La defensa se produce en el marco del cuarto encuentro del programa Pirasoa de control de las infecciones relacionadas con la asistencia y el uso apropiado de los antimicrobianos

Profesionales de la sanidad pública andaluza y expertos de diferentes sociedades científicas han defendido la utilización adecuada de los antibióticos como la mejor forma de luchar contra las resistencias bacterianas.

Así lo han hecho en el marco del cuarto encuentro del programa Pirasoa de control de las infecciones relacionadas con la asistencia y el uso apropiado de los antimicrobianos celebrado este viernes coincidiendo con el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, y que ha contado con la participación de la secretaria general de Salud Pública, Josefa Ruiz, el gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, y el director del programa, José Miguel Cisneros.

Gracias al programa Pirasoa, Andalucía "ha logrado reducir el uso de antibióticos en centros de salud y hospitales, y está contribuyendo a combatir las bacterias resistentes a antimicrobianos, un problema de salud mundial según la propia Organización Mundial de la Salud y la ONU", ha informado la Junta en una nota de prensa.

"España es el país que lidera el consumo de antibióticos en Europa, a pesar de que la evidencia científica haya demostrado que el uso abusivo de estos fármacos puede llegar a desproteger al organismo humano ante una infección" y así "cada vez hay más bacterias que son resistentes y no responden a determinados antibióticos". Todo ello, según los expertos, hace necesario actuar para alcanzar los niveles óptimos de consumo y controlar el incremento de infecciones causadas por estas bacterias.

El encuentro, que ha tenido lugar en el hospital Campus de la Salud de Granada, ha tratado, entre otras cuestiones, el abordaje integral de las infecciones por bacterias multirresistentes y el uso de antimicrobianos en los centros sociosanitarios presentándose un documento de recomendaciones para la prevención de la transmisión de estos microorganismos.

Andalucía empezó a trabajar en el Programa Integral de Prevención y Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y el Uso Apropiado de Antimicrobianos (Pirasoa) en 2013 como "una estrategia pionera a nivel nacional y europea encaminada a lograr el mejor uso de los antibióticos". En 2014 el Gobierno andaluz ofreció su experiencia y colaboración para la elaboración y extensión del plan nacional en este ámbito.

Desde enero de ese mismo año fue implantado en todos los hospitales y centros de salud con resultados satisfactorios en este ámbito, de modo que expertos de la Unión Europea, sociedades científicas y los propios colegios profesionales han reconocido públicamente los logros de este programa, que está basado en el liderazgo profesional y en el trabajo en equipo de miles de profesionales de la sanidad pública, implicados y coordinados por los 638 especialistas que integran los 61 equipos distribuidos por hospitales y distritos sanitarios, responsable de su desarrollo y artífices de su éxito.

Temas