Ideal

España ha realizado más de 4.000 trasplantes de pulmón desde 1990

Cirujanos realizando un trasplante de pulmón.
Cirujanos realizando un trasplante de pulmón. / Archivo
  • Cada año se realizan unas 300 intervenciones de este tipo, pero la lista de espera ronda el año

España ha realizado más de 4.000 trasplantes de pulmón desde 1990, año en que comenzó a practicarse esta intervención, que tardó en introducirse en la práctica clínica pero que, desde hace dos años, ha superado en número a los cardiacos.

Así lo ha explicado hoy el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, en una jornada científica sobre trasplantes de pulmón, en la que ha destacado que cada año se realizan en España unas 300 intervenciones de este tipo, a pesar de lo cual la lista de espera ronda el año.

"La espada de Damocles que tenemos es el hecho de que no llegamos a todos los que se pueden beneficiar de un trasplante pulmonar", ha lamentado Matesanz, que ha apostado por impulsar la donación en asistolia para reducir estos tiempos de espera.

De esta manera, el año pasado se realizaron 13 trasplantes en asistolia -de fallecidos por parada cardiorrespiratoria- y este año se espera que esa cifra supere los 20.

"En este momento, el principal problema en todos los donantes, pero especialmente en los de pulmón, es la desproporción entre oferta y demanda", ha dicho en este sentido.

La lista de espera es de 300-310 días, por lo que "no todos los enfermos van a llegar a conseguir ese órgano que les salva la vida", a pesar de que es un tipo de intervención que va en aumento.

Por eso es fundamental discriminar qué pacientes son los idóneos para un trasplante de este tipo.

La doctora Piedad Ussetti, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, ha subrayado que, aunque en principio cualquier paciente con enfermedad pulmonar avanzada es candidato a un trasplante, en la práctica hay que tener en cuenta distintas variables.

Entre ellas, Ussetti ha destacado que hay que priorizar a aquellos que tienen una espectativa de vida inferior al 50 % a 2 años, pero que tengan una alta probabilidad -superior al 80 %- de sobrevivir 90 días después de la intervención y que no tengan otras patologías como tumores, o alteraciones psiquiátricas.

Las enfermedades más comunes que requieren este tipo de trasplantes son la fibrosis pulmonar, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y la fibrosis quística.