Ideal

¿Por qué nos ponemos tristes cuando llega el frío?

Una mujer, mirando la lluvia.
Una mujer, mirando la lluvia.
  • El descenso en las temperaturas puede llegar a producir trastornos afectivos y emocionales

Con el cambio de estación, llegan también las bajas temperaturas y muchas personas se sienten más tristes y apáticas. La lluvia, asi como la nieve, la niebla y cualquier otro elemento que tenga que ver con el clima, influyen en gran medida en nuestro estado de ánimo ya que el clima del lugar donde vivimos actúa sobre nuestro cuerpo y nuestra mente.

La doctora Marisa Navarro, autora del libro "La medicina emocional" afirma que los meses calurosos se asocian a la felicidad y la alegría mientras que la llegada del frío se suele tomar como sinónimo de aburrimiento y tristeza. Y es que el sol, y aunque siempre debemos estar expuestos a él con moderación y protección, produce Vitamina D y la falta de ella está asociada con trastornos como la depresión.

(Más información en Mujerhoy.com)