Ideal

El matrimonio tiene efectos positivos sobre la salud

Una pareja, el día de su boda.
Una pareja, el día de su boda. / Archivo
  • Investigadores de la UAB concluyen que los casados tienen más probabilidades de dejar de fumar y cada miembro de la pareja procura que el otro se cuide

A pesar de los tópicos sobre el matrimonio como fuente eterna de discusiones y quebraderos de cabeza, investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han concluido que las personas casadas tiene mejor salud que las que están solteras. El estudio, realizado en Estados Unidos, afirma que el matrimonio tiene efectos positivos sobre la salud y que estos beneficios son especialmente visibles a partir de los 40 años. Entre los argumentos que ponen sobre la mesa destaca que el efecto beneficioso viene marcado por el papel que juega cada miembro de la pareja en procurar que el otro se cuide.

El estudio lo firman Nezih Guner, Yuliya Kulikov y Joan Llull, investigadores del Departamento de Economía e Historia Económica de la UAB, el ICREA, la Fundación MOVE y la Barcelona GSE. Han utilizado datos estadísticos de Estados Unidos con muestras de la población norteamericana comprendida en edades de 20 a 64 años. A partir de las encuestas, han detectado un diferencial entre casados y solteros que es creciente con la edad y que llega a los 12 puntos porcentuales de diferencia para los individuos de entre 55 a 59 años.

"Queríamos averiguar también si había más predisposición al matrimonio sólo por el hecho de disfrutar de mejor salud de manera innata", afirman los autores. "Estudios en biología evolutiva sugieren que algunos rasgos físicos y psicológicos que despiertan atractivo en el sexo opuesto están relacionados con una buena calidad genética y una buena salud, lo que maximiza el éxito reproductivo. De ser así, los individuos que tienen mejor predisposición genética a estar sanos también tendrían más probabilidades de encontrar pareja y casarse, lo que podría explicar una parte del diferencial de salud entre casados y solteros ", explica Joan Llull. "Individuos con mejor salud innata tienen más probabilidades de casarse", añade. "Los individuos con más propensión a estar sanos se casan primero", comenta Nezih Guner .

Los autores apuntan dos argumentos fundamentales por los que el matrimonio afecta a la salud. Uno de ellos es el seguro médico, que en Estados Unidos (universo del estudio) es un factor importante. Por otro lado, señalan que los individuos casados tienen más probabilidad de hacerse controles médicos preventivos periódicamente y, entre los fumadores, los casados tienen más probabilidad de dejar de fumar. Concluyen que el papel que juega cada miembro de la pareja en procurar que el otro se cuida es sustancialmente beneficioso para la salud.