Ideal

Viñetas del cómic publicado por la Asociación Clave.
Viñetas del cómic publicado por la Asociación Clave. / Redacción

Viñetas para enseñar a escuchar

  • Un cómic quiere concienciar a la sociedad sobre las dificultades de las personas sordas

Unos 2.500 niños nacen cada año con sordera en España. Una situación novedosa para muchos padres que, a los problemas habituales y normales de un bebé, se tienen que enfrentar con una situación con la que no contaban. En total, más de un millón de personas son sordas, mientras que el 8% de la población tiene lagunas de audición y dos tercios de los mayores de 70 años presentan dificultades para oír.

Portada del cómic.

Portada del cómic. / R. C.

Para intentar poner luz sobre esta “legión invisible”, la Asociación Clave ha editado un cómic (creado por Joaquín Carro), con motivo del Día Mundial de la Sordera que se celebra hoy, para que los más pequeños (y no tan pequeños) descubran cuáles son las particularidades de estas personas, a las que las nuevas tecnologías les ha dado más posibilidades de integrarse en la sociedad. Los audífonos y los implantes de última generación han mejorado de forma exponencial la calidad de vida de este colectivo. “Sin embargo, su uso exige un importante esfuerzo económico que no está al alcance de todas las economías familiares. La tecnología no es un capricho para las personas sordas. Es indispensable para informarse, comunicarse y participar de su entorno”, asegura la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas).

La ayuda económica a los audífonos ahora está limitada hasta los 16 años. Por eso, Clave y otras asociaciones exigen a la administración que se amplíe. Otra de las necesidades que deberían cubrir las ayudas atañe a los implantes. En España, el implante coclear está incluido en los servicios de la Seguridad Social, aunque no se garantiza el segundo implante, ni en la práctica se costea el mantenimiento de los componentes externos y la sustitución de procesadores de más de 7 años para todos los usuarios en todas las comunidades autónomas. La Asociación Clave cree fundamental "la implantación de ayudas económicas para la adquisición de audífonos a cualquier edad y por la implantación bilateral y el acceso a nuevos procesadores y accesorios cuando sea necesario". Los altos precios de la renovación de audífonos y procesadores de implantes, y del mantenimiento de los componentes externos de los implantes (cables, antenas, baterías, reparaciones) repercuten en las familias, que no cuentan con los recursos económicos necesarios para asumir esa carga, y en la calidad de vida de las personas con problemas de audición. En el caso de los niños con sordera profunda, se merma el beneficio de los implantes ya que, según distintas investigaciones, los niños con implantes cocleares bilaterales tienen mayor competencia lingüística, mejor lenguaje, que los que sólo tienen uno.

“Todas las personas debemos tener las mismas oportunidades, sin distinción”, afirma con rotundidad la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), que quiere que, de verdad, se tomen medidas en pro de este colectivo. Acceso a la información y a la comunicación mediante servicios de interpretación y videointerpretación gratuitos y de calidad, el derecho al empleo y a una educación bilingüe en lengua de signos o una formación sin barreras son algunas de sus reivindicaciones. Una formación que es fundamental para los jóvenes con sordera. Muchos de ellos han recibido ya estimulación auditiva y del lenguaje oral gracias al apoyo de algunos centros educativos y por el trabajo de las familias. “Es fundamental una sociedad más inclusiva”, afirma Fiapas, que considera fundamental una verdadera apuesta por la tecnología como una vía para que los más jóvenes no se sientan apartados.