Ideal

El Gobierno prepara la repatriación del segundo español contagiado por ébola

El hermano Manuel García Viejo.
El hermano Manuel García Viejo. / Hospital San Juan de Dios de Sierra Leona
  • El hermano Manuel García Viejo, leonés de 69 años, es director médico del hospital de Lunsar en Sierra Leona

  • El Ministerio de Sanidad ha estimado que el sacerdote leonés llegará a Madrid mañana o el lunes en un avión militar medicalizado y será trasladado al hospital Carlos III

  • El nuevo infectado pertenece a la misma orden que Miguel Pajares, el religioso toledano fallecido hace un mes por esta enfermedad

El Gobierno prepara ya la repatriación de Manuel García Viejo, director médico del Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar (Sierra Leona), después de que haya dado positivo en una prueba de ébola.

Se da la circunstancia que García Viejo, leonés de 69 años oriundo de Folgoso de la Ribera, pertenece a la misma orden que Miguel Pajares, el misionero toledano fallecido hace un mes por esta enfermedad. En este caso, fue contraída en Monrovia (Liberia).

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, se ha reunido esta tarde con los responsables de los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y de Defensa, y de la Comunidad de Madrid, para organizar el traslado.

En las próximas horas, saldrá hacia Sierra Leona un avión medicalizado del Ministerio de Defensa, en el que viajarán dos médicos y tres enfermeros con todo el material necesario para proteger al personal y mantener el tratamiento al paciente.

Tras su llegada a Madrid, el paciente será recibido por el personal sanitario de Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, quien entregará al paciente al personal sanitario de la Comunidad de Madrid, y será trasladado siguiendo el protocolo de seguridad, al Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III, donde recibirá tratamiento por parte de personal especializado.

La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ha informado tras la reunión de que el riesgo para la salud pública en España es “prácticamente nulo”. Asimismo, ha señalado que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está en permanente contacto con los organismos internacionales que trabajan en las actuaciones sanitarias frente al brote de virus Ébola en África Occidental.

Tres décadas en África

El hermano Manuel García Viejo es miembro de la Orden de San Juan de Dios desde hace 52 años. Lleva trabajando en África desde hace tres décadas en su doble vertiente de misionero y médico, ya que es especialista en medicina interna y diplomado en medicina tropical. Ha desarrollado su labor en Ghana, Camerún y, desde hace doce años, en Sierra Leona donde era el director médico del Hospital San Juan de Dios. Situado en Mabessaneh, a las afueras de Lunsar (ciudad del centro del país de unos 36.000 espectadores), es uno de los centros de referencia sanitarios de la zona, con las dificultades y las limitaciones de la sanidad en esa parte del globo.

Como muchos hospitales del África occidental, no se ha librado de la epidemia del ébola que ha causado la muerte a más de 2.600 personas y ha contagiado a unas 5.000 personas. Durante el pasado mes de agosto, cinco personas relacionadas con el Hospital de Mabessaneh fallecieron por la enfermedad: dos enfermeros de medicina, además de tres familiares de uno de los profesionales sanitarios. Esta situación provocó el cese de las operaciones en el hospital para llevar a cabo una limpieza a fondo de las instalaciones y la reordenación de todos los elementos, además de mantener conversaciones con el Gobierno sierraleonés para una mejor coordinación y la inclusión del centro en la red nacional de salud.

El centro abrió sus puertas, de forma parcial, el pasado 10 de septiembre para atender a los más necesitados. Días antes, en La Voz de Galicia, García aseguraba estar tranquilo: "Con los medios de protección a tu alcance, no hay por qué tener miedo y vivir angustiado. Sí hay que tenerle respeto, y nunca dejar de tomar las medidas preventivas necesarias. Cualquier enfermo está potencialmente infectado. Estar siempre atentos y cuidado, pues, como decimos aquí, el ébola mata", explicaba el misionero que espera, en una unidad de ébola de Freetown, la capital del país, la repatriación a España

Temas