La rocambolesca historia de una chica que se casó con su madre: 10 años de cárcel

La rocambolesca historia de una chica que se casó con su madre: 10 años de cárcel

La querella fue impuesta por un trabajador de servicios sociales. Se les acusaba de un delito de incesto

IDEAL.ES

A Misty Velvet, una joven de 26 años, se la ha declarado culpable de incesto después de haber mantenido relaciones sexuales con su madre biológica. Patricia Ann, de 44 años, perdió la custodia de sus dos hijos cuando eran pequeños. Estos fueron criados por la madre de su expareja. En 2014, años después, Patricia y Misty se reencontraron y forjaron una relación sumamente íntima.

Incluso llegaron a plantearse adoptar un niño juntas. Dos años después contrajeron matrimonio tras convencer a la joven de que no estaban violando la legislación vigente en Estados Unidos. Lo único que querían era estar juntas y así lo decidieron. Pero fueron denunciadas.

El tabloide británico ‘Daily Mail’ recoge que la querella fue impuesta por un trabajador de servicios sociales. Se les acusaba de un delito de incesto, algo que en Oklahoma, lugar de residencia de ambas, está penado hasta con diez años de cárcel.

Este caso recuerda al de Mónica Mares, de 37 años, que se reencontró con su hijo mucho tiempo después de darlo en adopción. En lo que respecta al asunto de las dos mujeres, los abogados de Misty aconsejaron a la joven declararse culpable para poder rebajar la pena obteniendo una sentencia más leve. Mientras, su madre, que se declaró inocente, aún está a la espera de conocer la sentencia firme.

Fotos

Vídeos