8 recomendaciones para que el pelo te dure limpio más tiempo

Si las pones en práctica te prometemos que funciona

R.IGRANADA

1. Prohibido tocar

Lo único que estarás consiguiendo tocándolo cada dos por tres es ensuciarlo como pocas cosas lo hacen. Aunque no lo veas, tus manos están plagadas de suciedad a diario y con ese toqueteo no haces más que trasladarla a tu pelo. Y eso no lo queremos.

2. Siempre agua fría

Dedícale unos minutos a aclarar bien el pelo tras el lavado para eliminar cualquier residuo y algo importantísimo es hacerlo a la temperatura adecuada, es decir, de tibia a fría. Esto cerrará la cutícula de la fibra capilar, ayudando a que el producto que hayas aplicado permanezca durante más tiempo y evitando que la suciedad penetre más temprano.

3. Lava tu pelo con agua mineral

Vale, seamos honestos: no es lo más cómodo ni asequible. Pero sí puedes hacerlo de vez en cuando porque el agua del grifo está repleta de cal que ensucia tu pelo antes de haberse secado siquiera. Una solución más económica: lavarlo con agua del grifo hervida.

4. Cuida tu alimentación

Los alimentos grasos activan la producción de sebo en el cuero cabelludo así que una dieta rica en grasas no sólo te regalará unos kilos de más, sino un cabello más sucio de lo normal.

5. Dos (champús) mejor que uno

Tras el primer lavado se eliminarán los residuos más difíciles. Si no lo tienes muy sucio, no es necesario. Pero si grita un lavado, un segundo champú terminará por limpiar el cuero cabelludo en profundidad, algo fundamental para evitar salir de la ducha con el pelo ya ligeramente sucio.

6. Duerme con el pelo recogido

Las sábanas acumulan suciedad y tu pelo, rebozado cada noche en ellas, se lo bebe de un trago. Así que para evitar que se ensucie por la noche con más facilidad, duerme con el pelo recogido en una trenza o un moño de bailarina.

7. Seca bien con la toalla

Dejar el pelo muy mojado sin quitar el exceso hará que se seque con algo de suciedad. Seca bien con una toalla y quita todo el exceso. Después déjalo secar al aire, con secador o, si quieres darle movimiento con un moño y esquivar las planchas, recógelo cuando esté prácticamente seco.

8. Flequillo, no, gracias

Si tienes el pelo graso y te gusta el flequillo, lo sentimos mucho porque este punto puede que no te guste nada. Sin embargo, es por tu bien: el flequillo sólo hará que se produzca más sebo en la frente y ensuciará tu pelo con mucha más facilidad. Sé práctica.

Fotos

Vídeos