Se queda tetrapléjico al comerse una babosa en una apuesta con sus amigos

Se queda tetrapléjico al comerse una babosa en una apuesta con sus amigos

La babosa, que estaba infectada por Angiostrongylus cantonensis, un parásito que provoca mengoencefalitis eosinifílica, le provocó una infección en el cerebro

IDEAL.ES

Sam Ballard, un australiano de 27 años de Sidney, lleva los últimos ocho tetrapléjico en una silla de ruedas. ¿La razón? Se comió una babosa que había encontrado en el jardín de un amigo. ¿Por qué lo hizo? Por una apuesta entre amigos.

La babosa, que estaba infectada por Angiostrongylus cantonensis, un parásito que provoca mengoencefalitis eosinifílica, le provocó una infección en el cerebro. Sam estuvo en coma 420 días y cuando se despertó estaba tetrapléjico.

Según recoge los medios australianos, ahora está en una silla de ruedas motorizada y su madre ha perdido toda esperanza en que vuelva a andar.

Hace dos años Sam fue elegido para percibir un subsidio de discapacidad, pero el año pasado le redujeron la cuantía, pasando de 490.000 dólares a 135.000. Por ello, sus amigos han recaudado dinero con el objetivo de que reciba atención primaria al instante.

Fotos

Vídeos