Las 4 pizzas con los sabores más raros

Más allá de la piña, también hay algunas que llaman mucho la atención

FRAN JUSTICIA

En Estados Unidos existe el Día Nacional de la Pizza, el cual se celebra el 9 de febrero, pero en España está claro que este día es siempre, y es que a los españoles nos encanta la pizza y más un día como hoy, viernes, salimos del trabajo, sin ganas de hacer de comer y, ¿qué mejor que pedir una pizza a domicilio, poner una peli y disfrutar de una buena compañía? Está claro que es un planazo y por eso precisamente hoy puedes beneficiarte de los descuentos en comidas a domicilio de Descuentos Ideal, así tu pizza te saldrá casi gratis, ¿qué te parece?

No obstante, pedir pizza y compartirla no es una tarea precisamente sencilla, ya que entran en juego numerosos factores, entre ellos, los gustos específicos de cada uno de los comensales, algo que puede dar lugar a debates más ardientes que los que provocan los hinchas del Real Madrid y el Barça: “¿Pizza con piña? ¿Qué clase de sacrilegio es ese?”, “¿Pizza sin piña?, pero si es un manjar de los Dioses.”, ¿lo has vivido o no?

Sin embargo, el que lleve o no piña la pizza no es el único conflicto de sabor que puede producirse a causa de una pizza y así hemos navegado por la red para traerte los sabores más insospechados que habrías podido imaginar. ¿Os pondréis de acuerdo tú y tus amigos? ¡Toma nota!

1. Pizza de queso y cereales

Mezclar lo dulce y lo salado nunca es una mala opción, pero una pizza rellena de queso y con un ‘topping’ de cereales por encima, ¿eso es posible? La realidad es que sí es posible, y la puedes probar en algunas pizzerías o bien prepararla tú mismo. El queso escogido para tal ‘manjar’ es el queso azul y en lo que respecta a los cereales vale cualquier especialidad. ¿Te atreves a comerla?

2. Pizza de lechuga

No, no nos hemos equivocado, la pizza de lechuga existe y, ¿sabes qué es lo mejor?, ¡está buenísima! Se trata de una receta típica argentina que incluye no solo lechuga, sino también salmón y mayonesa. Primero se prepara la masa y se cubre con queso, orégano y tomate, como si hicieras una Margarita. Después se mezcla la lechuga, el salmón y la mayonesa, conformando así el ‘topping’ que pondremos encima de nuestra masa. ¿El resultado? Una pizza no apta para todos los paladares, pero muy original.

3. Pizza con huevo frito

Esta pizza es sin duda una oda al colesterol y al exceso de calorías, ya que con un solo trozo puedes subir de peso irremediablemente. Lo de que lleve varios huevos fritos tal cual encima de una capa de queso y tomate con bacon no nos termina de convencer, y es que la mezcla de tantos sabores y el líquido de la yema del huevo, que se suele deshacer, no la hace una de las mejores opciones.

4. Pizza con plátano

Esta variante de pizza es muy similar a la Hawaiana, por lo que sustituiremos la piña por pequeñas rodajas de plátano. Su sabor es aún más dulce que el que puedes conseguir con la pizza que lleva piña, por lo que tampoco es apto para todos los paladares. A diferencia de la Hawaiana, esta lleva cebolla, pimiento, canela y otros ingredientes que sinceramente no terminan de cuajar con un buen conjunto, pero vaya, ¡para gustos colores!

Fotos

Vídeos