“Pensé que nos mataban": brutal agresión arbitral en el fútbol argentino

“Pensé que nos mataban": brutal agresión arbitral en el fútbol argentino

Marcelo Acosta denuncia que la Policía les abandonó cuando comenzaron los incidentes

EFE

Marcelo Acosta, uno de los árbitros brutalmente agredidos este miércoles por ultras del Juventud, de la cuarta división de Argentina, dijo que temió por su vida y que los efectivos policiales los abandonaron cuando fueron atacados por unos 70 hombres durante el encuentro de vuelta de los cuartos de final ante Independiente de Chivilcoy.

"Me pegaron con un palo en la cabeza y mi compañero perdió el conocimiento. Se me pasó la vida en un segundo"

“Temía no sólo por mi vida sino por la de mis compañeros. Cuando entramos a la cancha ya sabíamos que era un partido de alto riesgo. Había gente tomando alcohol. Después adentro de la cancha era un descontrol, tiraron bengalas, botellas, de todo. Lo que tenían lo tiraban”, explicó Acosta a Radio Continental.

Unos 70 radicales saltaron al campo para agredir al trío arbitral

El ataque ocurrió en el estadio Carlos Grondona, en Pergamino, provincia de Buenos Aires, durante el encuentro de vuelta entre Juventud e Independiente de Chivilcoy, que en la ida empataron 1-1. El partido de este miércoles se suspendió a los 90 minutos tras una agresión a Mauricio Luna, el otro asistente, cuando Independiente ganaba por 0-1 con un gol de penalti.

“Bajaron de las tribunas, ingresaron a la cancha y no se pudo continuar. Allí llamé a la policía y traté de llegar al vestuario. Me golpearon, también al arbitro principal, a todos. Me pegaron con un palo en la cabeza, al otro asistente le empiezan a pegar patadas, de todo”, afirmó. Acosta dijo que el operativo policial “falló” porque ellos llamaron a los efectivos policiales pero estos no los ayudaron.

“Pensé que nos mataban. Me pegaron con un palo en la cabeza y mi compañero perdió el conocimiento. Se me pasó la vida en un segundo”

“Nos regalaron. Mauricio Luna tuvo pérdida de conocimiento. Yo pensé que nos mataban. Yo dentro de todo no caí al suelo, me pude defender. Se me pasó la vida en un segundo. Ves que no podés hacer nada. Eran 70 que entraron y estaban pegándonos”, añadió.

En las últimas horas se conocieron fotografías de los árbitros cubiertos de sangre, con visibles golpes y heridas. El árbitro principal, Bruno Amiconi, sufrió un profundo corte en su cabeza. “Repudio total a lo sucedido y una tristeza que Juventud, de gran campaña, termine el campeonato de esta manera. Se espera una dura sanción por parte del Consejo Federal (de la Asociación del Fútbol Argentino) para el equipo Celeste”, publicó Juventud en su sitio web.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos