¿Qué pasa si estás un año sin usar Whatsapp? El experimento que intriga a la Red

¿Qué pasa si estás un año sin usar Whatsapp? El experimento que intriga a la Red

Lo que empezó por una simple decisión acabó convirtiéndose en un experimento social

IDEAL.ES

¿Y tú?¿Podrías vivir sin WhatsApp o sin redes sociales? ¿Cómo afectaría a tu vida y a tus amigos?

Knut Traisbach ha hecho este experimento durante un año y ha publicado lo ocurrido en The Guardian. Así fue su 'appstinencia' y lo que ocurrió al eliminar Whatsapp de su móvil durante un año. "Después del 31 de diciembre, no volveré a usar Whatsapp", fue el mensaje que Traisbach envió a todos sus contactos la Nochevieja de 2016.

"Empecé a quedarme desactualizado en muchos ámbitos de mi vida, relacionados casi todos con grupos de Whatsapp como los amigos, padres del colegio..."

Su idea inicial era probar qué ocurría al quitar Whatsapp de su vida y eligió la noche en la que más se usa esta app. Durante los primeros minutos de 2017, vio a sus amigos escribiendo en sus teléfonos mientras el suyo permanecía inusualmente silencioso. De repente ya no estaba disponible.

Se sentía extraño e incómodo. Como millones de personas, Traisbach llevaba usando años Whatsapp, concretamente desde 2012. Un aviso de la app acerca de que dejaría de estar disponible en móviles antiguos y algunos sistemas operativos le hizo plantearse este reto y convertirlo en un experimento social. "Mi 'appstinencia' tuvo un comienzo prometedor", dice.

"Mis familiares y mejores amigos me enviaron mensajes de texto durante el día de año nuevo, me llamaron o respondieron a mis llamadas. Volví a tener conversaciones reales por teléfono", añade.

Empezó a sentirse aislado y abandonado por la mayoría de sus amigos. Algunos, explica, mostraban su incredulidad e incluso descontento cuando les explicaba que había eliminado Whatsapp. Después de algunas semanas, notó que revisaba menos el teléfono y que perdía menos el tiempo en revisar fotos de perfil en la app. Empezó a leer más libros a la vez que, en cierta medida, se aislaba de las apps sociales.

"Empecé a quedarme desactualizado en muchos ámbitos de mi vida, relacionados casi todos con grupos de Whatsapp como los amigos, padres del colegio...", explica, mientras recuerda que necesitaba preguntar constantemente a amigos y esposa sobre las últimas noticias en estos ámbitos y esto, a veces, llegaba a molestar.

Finalmente, Traisbach acabó asumiendo que por motivos laborales y, a veces, sociales "no había alternativa" y había que usar la aplicación.

Fotos

Vídeos