Crean aparcamientos solo para mujeres: más grandes porque "se les da peor estacionar"

Un parking ruso con un zapato de tacón rosa para señalizar las plazas./
Un parking ruso con un zapato de tacón rosa para señalizar las plazas.

Algunos países cuentan con aparcamientos exclusivos para mujeres. Unos las acusan de conducir peor y otros dicen que velan por su seguridad

FERNANDO MIÑANA

Triberg es un pequeño pueblo enclavado en el cogollo de la Selva Negra, en Alemania, y que vive del turismo gracias a los imponentes saltos de agua del río y a dos colosales relojes de cuco que se disputan el honor de ser el más grande del mundo. O eso dicen ellos. Pero el nombre de esta localidad rodeada de naturaleza se está haciendo famoso, más que por sus clásicas atracciones, por la decisión del ayuntamiento de crear unas plazas de aparcamiento exclusivas para las mujeres. La noticia generó el rechazo de aquellos que veían en esta medida una actitud sexista y degradante para la mujer al considerarla peor conductora, pues las plazas de aparcamiento 'masculinas' eran más complicadas y requerían más maniobras para dejar el coche perfectamente alineado sin una raya en la carrocería.

Las protestas no disuadieron al alcalde de Triberg. Al contrario, éste se frota las manos por la publicidad gratuita que propagan por todo el mundo reportajes como éste. «Nuestra ciudad gasta unos 50.000 euros al año en marketing y estas plazas de aparcamiento pueden habernos costado unos 50 euros», expone su alcalde, Gallus Strobel, para quien es un hecho que las mujeres estacionen peor que los hombres, una afirmación que ha desatado, además de publicidad gratuita, una tormenta de críticas.

Triberg no es una rareza en Alemania ni en el mundo. El mastodóntico aeropuerto de Frankfurt cuenta con espacios para ellas «más grandes, más bonitos y más cercanos a la terminal», argumentan, que el resto del parking. Y en otras partes del país, y de la vecina Austria, no es extraño localizar aparcamientos con un 30% de su espacio reservado para las conductoras, una corriente que arrancó en los 90 pensando más en la seguridad de las mujeres que de las paredes.

Geraldine Herbert, que es editora de la revista 'Wheels for women', desaprobó esta decisión en una entrevista con el periódico 'The Local'. «Es muy condescendiente que las mujeres sean señaladas de esta manera. Todo lo que hace es reforzar el estereotipo de que las mujeres son malas aparcando», se quejaba.

Críticas por sexismo

La Asociación Alemana de Automovilistas también daba su opinión: «Creemos que en los aparcamientos cada espacio debe ser para mujeres. Esto significa que todos los espacios y escaleras estén bien iluminados, evitando los puntos ciegos y las esquinas, e instalando suficientes sistemas electrónicos de seguridad, videovigilancia y un punto para hacer llamadas de emergencia».

En Asia también es fácil entrar en un aparcamiento y encontrarse espacios delimitados por líneas de color rosa y dibujos alusivos como una figura con falda o un zapato de tacón. Una de las que ha tenido mayor repercusión ha sido la del área de servicio de Hangzhou, al sur de China, donde se han habilitado aparcamientos un 50% más grandes que el resto y señalizados con una falda. «Son plazas diseñadas para ellas», advierte el gerente de este negocio, quien no se escuda en la seguridad. «Ellas tienen peores habilidades para conducir», sentencia este hombre al diario 'Qianjian Evening News'.

El responsable de este área de servicio asegura que son minoría los que se han molestado por esta decisión. «Es una medida humana tomada después de que muchas mujeres tuvieran que pedir ayuda a nuestros guardias de seguridad para aparcar sus vehículos». Las reacciones han sido variopintas. Desde el que considera que esto es un gesto sexista hasta los que piden que estos aparcamientos sencillamente sean para los novatos.

Hace dos años Corea del Sur puso en marcha la iniciativa 'Women Friendly Seoul Project', cinco mil plazas distinguidas con una figura rosa con falda y que están mejor iluminadas, cuentan con un baño próximo y hasta están rodeadas de aceras ideales para andar con tacones... Lo mismo ha sucedido en Moscú, donde se defienden diciendo que las conductoras necesitan más espacio porque son las que habitualmente cargan con los niños. Justificaciones de todos los colores. Incluido el rosa, claro.

Fotos

Vídeos