Un padre asesina a su hijo y le reducen la pena por ser adoptado

Un padre asesina a su hijo y le reducen la pena por ser adoptado

Andrei Talpis acabó con la vida de su hijo Ion, de 19 años, tras mediar el segundo en una pelea entre el hombre y su mujer

IDEAL.ES

Andrei Talpis, un hombre moldavo residente en Italia, acabó con la vida de su hijo Ion, de 19 años, tras una pelea familiar acontecida a finales de 2013 en la región de Remanzacco, Udine. El sujeto, de 57 años, estaba golpeando a su mujer cuando el hijo intervino en el incidente. Su padre no dudó en apuñalarle hasta la muerte. Ahora ha trascendido que un tribunal italiano le ha reducido la condena por ser su hijo adoptado. Estaba condenado de por vida a prisión por asesinato.

La circunstancia es que, según informa el tabloide ‘La Republicca’, el código penal del país transalpino sí contempla la cadena perpetua para casos como el filicidio. La sentencia se ratificó el pasado año tras un recurso de apelación.

Cuando Talpis se presentó ante la Justicia, los jueces dictaminaron que la norma prescribe al no ser un hijo propio. A los adoptados no se les otorga rango de consanguineidad. No son descendientes para el manual de penas italiano, el cual data de los años 30. Sí lo son para el código civil, modernizado en los ochenta.

Fotos

Vídeos