El ordenador desbanca al televisor como principal dispositivo tecnológico del hogar

Familia delante del ordenador en el salón de casa./
Familia delante del ordenador en el salón de casa.

El gasto medio mensual en telecomunicaciones de las familias españolas aumenta un 7,3% en el último año, hasta los 69 euros

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El televisor, después de tres o cuatro décadas de liderazgo absoluto, ha dejado de ser el rey de la casa. El avance imparable de internet y de los nuevos hábitos y soportes digitales ha hecho que el año pasado se produjese un cambio de tendencia y que la pequeña pantalla fuese desbancada como dispositivo tecnológico con más presencia en los hogares españoles por el ordenador en sus diferentes versiones.

La victoria ha sido a los puntos, pero la tendencia de los últimos años apunta a que el relevo ya no tendrá marcha atrás. Según recoge el informe oficial ‘La sociedad en red’, el año pasado el equipamiento tecnológico más presente en los domicilios españoles, por encontrarse en el 84,9%, fue el ordenador; seguido muy de cerca, eso sí, por la televisión, que existe en el 84,3% de los hogares. Un año antes la televisión le sacaba todavía un punto de ventaja a los ordenadores, que le recortaban terreno desde hace años.

El segundo revelo tecnológico simbólico en los domicilios es el del DVD (u otros reproductores de medios similares) por la tableta. Por primera vez desde que el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y por la Sociedad de la Información (Ontsi) realiza este informe anual, existen tabletas en más de la mitad de los hogares (el 52,8%), desbancando del tercer puesto al DVD (52,4%), que en 2015 todavía le ganaba por casi seis puntos de diferencia.

Quien no tiene quien le haga sombra es el ‘smartphone’, el teléfono móvil inteligente, el equipamiento electrónico personal por excelencia, con crecimientos anuales continuos y que ya poseen siete de cada diez españoles mayores de 15 años. El crecimiento generalizado de las nuevas tecnologías de la información lo constata el hecho de que el 97,6% de los hogares españoles tenga contratada telefonía móvil; telefonía fija, el 85,8%; conexión a internet, el 77,3%; y televisión de pago, el 39,1%.

Sesgo generacional

El resultado de la posesión de este equipamiento, en continuo crecimiento, es que la familia española media gastó el año pasado 69,2 euros al mes en el pago de servicios de telecomunicaciones, 4,7 euros más que en 2015, con un aumento del 7,3%. La mayor parte del desembolso (47,1%) sufragó los móviles; el 21,2% la telefonía fija; el 20% el acceso a internet; y el 11,6% la televisión de pago. El 75% de los hogares contrató varios de estos servicios en paquete, para abaratar el coste, y la mitad adquirió en bloque toda la telefonía e internet.

El uso de las nuevas tecnologías es generalizado en España, pero con un claro sesgo generacional. El informe del Ontsi señala que el 82,7% de los ciudadanos ha accedido alguna vez a internet, pero la proporción varía del 99,2% entre los jóvenes de 16 a 24 años y el 38,1% de los mayores de 65, con un uso en claro descenso a partir de los 55.

Los datos llevan a conclusiones similares si se analizan los usos diarios. Mientras entre los jóvenes el uso del móvil es diario en el 93,1% de los casos, lo mismo que el acceso a internet, entre los mayores de 65 solo utiliza el teléfono cada día el 36,6% y acceden cada jornada a la red el 51,7% de los que utilizan este servicio.

Fotos

Vídeos