El misterio de los números que ponen en los huevos

Estos digitos, junto a otros indicadores, te ayudarán a saber de dónde previene el producto y si se encuentra en buen estado

IDEAL.ES

El huevo es un producto estrella. Ya sea en tortilla, pasado por agua o incluso frito siempre y cuando no se abuse de esta forma de cocinarlo, produce innumerables beneficios al organismo. Es por ello que siempre tiene que haber alguno en tu nevera y por esto también por lo que tienes que saber cómo conservarlo y cuáles son sus indicadores de calidad más importantes.

Te interesa

¿Qué significan esos números?

Son digitos cruciales y se dividen por partes. Si empieza por 0 es que es un huevo de producción ecológica, de gallinas criadas en libertad y alimentadas con piensos ecológicos; por 1 significa que es campero, de gallinas en libertad; el 3, de gallinas enjauladas en explotación industrial.

Lo segundo que aparece es el código europeo del país que lo produce.

Y el resto son los que aluden a la explotación que produce los huevos: dos números correspondientes a la provincia, los tres siguientes al municipio y el resto de donde provienen dentro del municipio.

¿Cómo sé si es de buena calidad?

La yema y la clara es clave para saberlo. La yema debe ser compacta y la clara no debe extenderse. Lo perfecto sería que al coger la yema con la punta de los dedos esta se separara sola. En cuanto al color, debe ser un 'amarillo intermedio'.

¿Por qué el supermercado no los tiene en un frigorífico?

Se trata de un producto delicado que siempre tenemos que tratar de tener en el frigorífico. La razón por la que en el supermercado están fuera es, precisamente, para no romper la cadena del frío. Así, cuando se llega casa lo de hacer la compra hay que meterlos en la nevera.

¿Caducan?

Sí, un huevo caduda. 28 días después de la puesta es recomendable no consumirlo, según los expertos, si bien no existe una conclusión clara respecto a esto en la costumbre popular.

Fotos

Vídeos