El misterio de la extraña muerte del investigador del caso Madeleine McCann

El misterio de la extraña muerte del investigador del caso Madeleine McCann

"La casa estaba llena de sangre", dice un amigo de la víctima

IDEAL.ES

El caso Madelaine McCann sigue deparando muchos titulares 10 años después de la desaparición de la pequeña en el Algarve portugúes. Ahora, Kevin Halligen, uno de los investigadores privados que comandó su búsqueda desde marzo de 2008, ha sido hallado muerto en extrañas circunstancias.

El Daily Mail recuerda que este hombre se jactó de emplear a ex oficiales del FBI, la CIA y las fuerzas especiales, mientras ofrecía vigilancia encubierta y reunión de inteligencia en Portugal. Incluso dijo que podía proporcionar imágenes de satélite y detalles del tráfico telefónico desde la noche en que Madeleine desapareció. Para rematar, fue acusado de estafar al fondo familiar casi 340.000 euros. Tras varios informes fallidos y engañosos, la familia no quiso seguir con él y decidió prescindir de sus servicios.

Una fuente que conocía a Halligen asegura al mismo medio que tenía problemas con la bebida y que eso podría haberle causado la muerte. Un ex colega dijo: "La casa estaba llena de sangre, pero aparentemente eso se debía a que Kevin se había caído".

Después de ser despedido de la investigación de McCann en 2009, Halligen fue arrestado en el Reino Unido y extraditado a Estados Unidos por cargos de fraude por otro caso. Estuvo en prisión 42 meses y más tarde regresó a su Dublin natal.

Fotos

Vídeos