El milagro del bebé que ha nacido cuatro años después de la muerte de sus padres en un accidente de tráfico

El milagro del bebé que ha nacido cuatro años después de la muerte de sus padres en un accidente de tráfico

Los padres del pequeño se estaban sometiendo a un tratamiento de fertilidad y dejaron congelados dos embriones, uno de los cuales los abuelos han implantado en otra mujer

AFP

Un bebé ha nacido en China cuatro años después de la muerte de sus padres porque sus abuelos han implantado uno de los embriones que la pareja congeló cinco días antes de morir en un accidente de tráfico en un vientre de alquiler.

El niño, llamado 'Tiantian' ('Dulce y dulce', en chino), nació el 9 de diciembre, según ha revelado esta semana el diario 'Xinjingbao' ('Beijing News'). «Sonríe todo el tiempo. Tiene los ojos de su madre, pero se parece más a su padre», ha señalado una de las dos abuelas al periódico.

Cuando el niño empiece a preguntar, los abuelos le dirán que sus padres viven en el extranjero

Sus padres, Shen Jie y su esposa Liu Xi, estaban bajo tratamiento de fertilidad cuando murieron en un accidente de tráfico en 2013 y, desde entonces, los cuatro abuelos han librado una larga batalla legal para obtener la posesión de los embriones fertilizados en un hospital de Nanjing (al este del país).

«Tiene los ojos de su madre, pero se parece más a su padre»

Debido a que la maternidad subrogada es ilegal en China, los abuelos tuvieron que viajar a Laos para encontrar un vientre de alquiler. «Inicialmente habíamos pensado en el transporte aéreo, pero todas las compañías aéreas se negaron a transportar la botella de nitrógeno líquido que contenía los cuatro embriones», dijo al periódico un especialista en gestación subrogada que acudió en ayuda de las dos familias.

Así, el valioso cargamento tuvo que llegar a Laos por carretera, tras lo cual la madre de alquiler laosiana llegó a China para dar a luz. El bebé permaneció en el hospital durante dos semanas, el tiempo necesario para que los cuatro abuelos se sometieran a pruebas de ADN que demostraban su filiación y nacionalidad.

El inusual nacimiento de Tiantian ha desatado un debate en las redes sociales chinas, donde muchos han pedido que se legalice la maternidad subrogada destacando el drama que experimentan muchos padres de niños solteros cuando desaparecen.

«Esta es una familia rica y bien conectada, pero hay muchas otras personas que han perdido a su único hijo y el estado debería ayudarles», sugiere un usuario en la red social Weibo. Desde 2016, todos los chinos tienen derecho a tener dos hijos, después de tres décadas de política de un solo hijo. El abuelo del niño le dijo al periódico que esperaría hasta que su nieto fuera mayor para explicarle lo que le había pasado a sus padres. «Mientras tanto, le diremos que viven en el extranjero», ha afirmado.

Fotos

Vídeos