Mata a su hijo de 9 años por comer caramelos

Mata a su hijo de 9 años por comer caramelos

Propinó al pequeño brutales palizas, le sometió a ahogamientos y le quemó con cigarrillos

IDEAL.ES

Un hombre natural de Canberra (Australia) ha sido condenado a 41 años de cárcel tras someter a su hijo de 9 años a una intensa tortura que acabó provocándole la muerte. Graham Stuart Dillon, el condenado, propinó al pequeño brutales palizas, le sometió a ahogamientos y le quemó con cigarrillos, y todo como «castigo por comer caramelos sin permiso».

Recientemente, Dillon se declaró culpable del asesinato de su hijo Bradyn. El crimen tuvo lugar en el año 2016, cuando el menor murió como consecuencia de las graves lesiones cerebrales originadas tras ser golpeado violentamente en la cabeza.

Según afirma el medio 'Daily Mail', durante varios meses, el padre de Bradyn «le quemó con cigarrillos, le propinó brutales palizas, le lanzó de un lado a otro de la habitación, le amenazó de muerte y le ahogó en repetidas ocasiones».

Finalmente, el 15 de febrero de 2016, Dillon le dio la última paliza a su hijo, en la que el pequeño resultó herido de gravedad. En vez de acudir a un hospital, su padre buscó en Internet qué hacer en el caso de que alguien estuviera inconsciente. Horas después, llamó a la ambulancia, que lo trasladó al hospital donde finalmente murió.

Este lunes, Dillon ha sido condenado a 41 años de cárcel, de los cuales son 36 por asesinato y cinco por cargos graves de lesiones corporales como ahogamiento y amenazas de muerte.

Fotos

Vídeos