Una madre arriesga su vida para salvar a su feto, amenazado por una mancha negra

Una madre arriesga su vida para salvar a su feto, amenazado por una mancha negra

Los médicos sospechaban que se trataba de un embarazo molar parcial, una anomalía que provoca que el óvulo no se fecunde adecuadamente, produciendo unos quistes que pueden llegar a convertirse en tumores cancerígenos

IDEAL.ES

Mickayla Jordan-Smyth y su marido Craig tomaron una difícil decisión cuando los médicos le comunicaron que su embarazo no se estaba desarrollando correctamente. Al parecer, observaron en una ecografía que junto al feto aparecía una mancha negra formada por puntos similares a un racimo de uvas.

Los médicos sospechaban que se trataba de un embarazo molar parcial, una anomalía que provoca que el óvulo no se fecunde adecuadamente, produciendo unos quistes que pueden llegar a convertirse en tumores cancerígenos. Ante el difícil panorama, los doctores explicaron a Mickayla y a Craig que la vida del feto corría serio peligro.

Pero la joven decidió arriesgar su propia vida y descartar el aborto, convencida de que su bebé saldría adelante, aunque fuese sin ella. “Me rompió el corazón. Había visto el latido, había visto sus patadas. Lloré cuando llegué a casa, pero estaba convencida de que iba a tenerlo y de que haría lo que pudiera por él, aunque me hiciera mal a mí. En el escaneo de 26 semanas, ni siquiera podía ver al bebé. Todo lo que era visible era una masa de agujeros negros", afirma la madre.

Cuando Mickayla cumplió la semana 28 de embarazo, la placenta se desprendió y los médicos le tuvieron que realizar una cesárea de urgencia. Sin embargo, el bebé logró sobrevivir y es que, según comprobaron posteriormente los médicos, no se trataba de un embarazo molar, sino de una displasia mesenquimal placentaria.

Fotos

Vídeos