Se juega la vida inyectándose synthol en los brazos para tenerlos enormes

Se juega la vida inyectándose synthol en los brazos para tenerlos enormes

Se trata de un aceite que está compuesto principalmente de ácidos grasos y en menor medida de alcohol benzílico y lidocaína, que permite que el músculo se expanda

IDEAL.ES

Kirill Tereshin tiene 21 años y no se le ha ocurrido otra cosa que inyectarse synthol en los brazos para tenerlos más grande. Se trata de un aceite que está compuesto principalmente de ácidos grasos y en menor medida de alcohol benzílico y lidocaína, que permite que el músculo se expanda y en consecuencia, aumenta su volumen.

Esta práctica puede causar embolias pulmonares, daños en el sistema nervioso, infecciones, lipogranuloma esclerosante, derrames, quistes y úlceras llenas de aceite en el músculo

Los brazos de Kirill están ahora desproporcionados con el resto de su cuerpo: en 10 días consiguió aumentar sus bíceps 25 centímetros. Revela que empezó inyectándose 250 mililitros pero vio que con esa cantidad los músculos no iban a crecer más de dos centímetros y medio.

"Para conseguir llegar a una buena medida te tienes que inyectar litros (de synthol) en los brazos", explica. "Cuando lo hacía, tenía 40 de fiebre, estaba tirado en la cama, sintiendo que iba a morir pero después todo volvió a la normalidad", añade.

El riesgo de lo que hace Tereshin es mayúsculo: los doctores avisan que esta práctica puede causar embolias pulmonares, daños en el sistema nervioso, infecciones, lipogranuloma esclerosante, derrames, quistes y úlceras llenas de aceite en el músculo.

Temas

Salud

Fotos

Vídeos